Por un puñado de votos

En una veintena de ayuntamientos gallegos, la mayoría de gobierno para los próximos cuatro años se decidió por menos de medio centenar de papeletas