Así es la rutina de los lucenses sin servicio bancario diario: desplazarse hasta 25 kilómetros y soportar grandes colas

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA O PÁRAMO / LA VOZ

SAMOS

El núcleo del concello de O Páramo, uno de los municipios sin sucursal bancaria
El núcleo del concello de O Páramo, uno de los municipios sin sucursal bancaria

Cuatro municipios de la provincia de Lugo no tienen cajero y seis tienen el horario recortado a uno o dos días, lo que afecta a más de 7.300 vecinos

20 jun 2021 . Actualizado a las 10:21 h.

Los servicios de las entidades bancarias han ido desapareciendo del rural en los últimos años. En una gran parte de la provincia de Lugo, los vecinos solo cuentan con una única oficina y cada vez con menos días de apertura. En el peor caso están cuatro municipios, que no tienen ni sucursal ni cajero automático. Son Negueira de Muñiz, O Páramo, Ribeira de Piquín y Samos. Esta falta de servicio obliga a más de 7.300 lucenses a trasladarse de municipio para hacer gestiones financieras cuando lo precisan.

Samos fue el último municipio que recibió la noticia del cierre de su única sucursal hace menos de un mes, lo que fue una gran decepción para los vecinos y también para los peregrinos, que no tienen donde sacar dinero a su paso por Samos, teniendo en cuenta además que en las localidades pequeñas no todos los locales aceptan el pago con tarjeta. En el caso de O Páramo, la última sucursal que operó cerró hace años, aunque acude una vez a la semana un colaborador. Esta figura no soluciona apenas las gestiones de los vecinos, que ya se han acostumbrado a desplazarse hasta A Pobra de San Xiao por rutina, como cuenta el alcalde José Luis López. Esta figura de colaborador también trabajaba en Ribeira de Piquín, pero hace mucho tiempo que este municipio se quedó con los servicios a cero.

25 kilómetros de distancia

El concello de Negueira de Muñiz es ejemplo de muchas cuestiones de abandono del rural. En este caso también está en la lista de localidades sin banco y, además, sus vecinos son los que más tienen que desplazarse para poder ir a una oficina. Las sucursales más cercanas en Galicia se encuentran en A Fonsagrada, a 25 kilómetros de distancia. Los otros tres municipios rondan un desplazamiento de seis a 13 kilómetros.