Orixe Galicia

.

«El mundo del vino tiene pocas mujeres en puestos directivos»

Le gustaba el mundo del arte, pero sus padres la convencieron sutilmente para que hiciese una carrera que le permitiese trabajar en la empresa familiar, las bodegas del grupo Reboreda Morgadío. E hizo ADE, y se quedó en la bodega, y hoy reconoce que no querría hacer otra cosa, aunque admite la presión que supone mantener las expectativas de un negocio con una trayectoria consolidada