Miembros de los Ponty Phyton, en una escena de «La vida de Brian»
Cine

Un Gillian de pura cepa

«El hombre que mató a don Quijote» es una suerte de apoteosis surrealista y al tiempo una reafirmación de sí mismo, realmente un quijote cinematográfico, como antes lo fue Orson Welles