Los alcaldes no quieren poner multas

Los regidores gallegos están de acuerdo en que es necesario poner coto al feísmo, pero rechazan, incluso desde el PP, que esa responsabilidad recaiga sobre ellos