Sara Carbonero e Iker Casillas confirman que se separan

Martín Bastos

SOCIEDAD

José Velasco | Europa Press

«Hoy nuestro amor de pareja toma caminos distintos pero no lejanos», han asegurado la periodista y el exfutbolista en sus respectivas cuentas de Instagram

17 mar 2021 . Actualizado a las 10:36 h.

Sara Carbonero e Iker Casillas se separan. Así lo han confirmado ambos con sendos posts de Instagram en sus repectivas cuentas este viernes por la noche. Tras meses de constantes de rumores, el último el pasado miércoles, que la revista Lecturas ya daba por seguro pero que el ¡Hola! desmentía las pocas horas, ahora ha sido la pareja la encargada de confirmar su separación. «Tanto Iker como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión», comienza el post de Instagram junto a una fotografía en la que se ve a ambos sonriendo hace unos años. Iker Casillas ha publicado el mismo texto y la misma fotografía en sus redes sociales.

«Hoy nuestro amor de pareja toma caminos distintos pero no lejanos, puesto que seguiremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados como hasta ahora lo hemos hecho. Es una decisión muy meditada y que tomamos de mutuo acuerdo», prosigue. 

«El respeto, el afecto y la amistad permanecerán siempre. Nuestra prioridad es desde el cariño y el compromiso, compartir el bienestar y la educación de nuestros hijos y protegerlos para que crezcan en un entorno estable y saludable. Con estas palabras pedimos que por favor se respete nuestra intimidad en este momento de cambio. Estas serán las únicas palabras públicas que realizaremos en el presente y en el futuro. Muchas gracias por vuestra comprensión», asegura insistiendo en que se respete su intimidad. 

Ayer, al tiempo que su noticia causaba gran impacto entre sus fans, la Carbonero colgaba en sus stories una foto de sus hijos jugando al parchís junto al que muchos creen que se trataría de Iker Casillas, un ejemplo de la cordialidad que existe entre ellos. En la imagen solo se ven cuatro manos sobre una tablet. 

Apenas dos días después de que la revista  Lecturas diese por segura su separación, la pareja lo ha confirmado. La publicación aseguraba que el exfutbolista se ha mudado hace tiempo a una casa cercana a donde viven la periodista y sus hijos, para que ellos noten lo menos posible los cambios a nivel familiar. Decía que su relación es cordial, pero que su matrimonio había terminado. Añade además que tanto sus amigos más cercanos como su familia ya conocían esta decisión de la pareja. 

Los rumores de una crisis entre Casillas y Carbonero han sido constantes en los últimos meses. Comenzaron hace casi un año, cuando la pareja regresó a Madrid tras varios años en Oporto. La compra de un piso por parte de Casillas y su reforma, hizo saltar todas las alarmas y ya se especuló en Navidad con que ya no compartían el mismo techo, pero la pareja en ningún momento entró a desmentir ni a confirmar nada. 

El cumpleaños de la periodista, que sopló 37 velas a principios de febrero, despertó mucha expectación para ver si Casillas la felicitaba o no y así se podía ver algún detalle de si la supuesta crisis sentimental era cierta o no. Al igual que el año anterior, Iker Casillas dedicó unas cariñosas palabras a la madre de sus dos hijos. Lo hacía con una foto de Sara Carbonero de hace algunos años cuando residían en Oporto, cuando ella aún lucía su larga melena, con el mar al fondo. «37 inviernos. Muchas felicidades! El baile sigue... hay que bailar hasta el final!», escribía el deportista en referencia a la sección que tiene Carbonero en Radio Marca, que lleva por nombre «Que siga el baile». 

Ese mismo día dos revistas, ¡Hola! y Semana, negaban los rumores de una crisis que afectase al matrimonio y la primera incluso apuntaba que la pareja había llegado a un acuerdo hace meses para hacer oídos sordos y no responder de ninguna manera a los constantes rumores sobre su relación, que comenzó hace más de diez años y que se hizo pública con el beso que, eufórico, Casillas le dio a Carbonero en directo tras ganar el mundial de Sudáfrica