Iker Casillas felicita a Sara Carbonero entre rumores de crisis

La pareja sigue con su vida normal, centrados en sus hijos y en su salud, ajenos a los que aseguran que no viven juntos desde hace meses


La gran pregunta es ¿hay crisis entre Iker Casillas y Sara Carbonero? Y siento decirles que la respuesta no es fácil porque este miércoles varios medios publican contradictorias versiones del asunto. Los supuestos problemas no son nuevos, ya antes de Navidad se trataron ampliamente en Telecinco, antiguo hogar laboral de Sara Carbonero, cuando varios colaboradores dieron por hecha la separación (al menos física) de la pareja y aseguraron que vivían en diferentes domicilios. El matrimonio optó por el silencio y siguió con su vida sin hacer ningún tipo de declaraciones. 

Ahora, el mismo día en el que Sara Carbonero sopla 37 velas, varios medios inciden en que la relación del exportero del Real Madrid y la selección española y la periodista, no atraviesa desde hace tiempo un buen momento. También lo hacían desde Sálvame en los últimos días. «Al parecer llevan haciendo vidas por separado desde hace mucho tiempo», aseguraba Paz Padilla. 

Pero tanto desde la revista ¡Hola! como desde Semana, el entorno cercano a la pareja desmiente la presunta crisis y aseguran que no van a separarse y que esos rumores son «infundados». Los dos están centrados en sus dos hijos, Lucas y Martín, sus respectivos trabajos y en cuidar su salud, ya que los dos son personas de riesgo y tendrían especial miedo a contraer el covid-19 por las consecuencias que podría tener para ellos. 

La periodista está ilusionada con su vuelta a la radio, en concreto a Radio Marca, donde dio sus primeros pasos en la profesión. De forma asidua comparte en Instagram fotos de sus invitados, a los que les dedica siempre cariñosas palabras. Además, como desde hace tiempo, muestra en la red social su lado más místicos, con reflexiones siempre positivas de la vida y algunos pasajes de libros o sus canciones favoritas. Una de sus últimas publicaciones está dedicada a un excompañero de cadena, David Cantero, que presenta el informativo de mediodía de lunes a viernes junto con su gran amiga Isabel Jiménez, actualmente de baja por maternidad. 

«Ha sido un regalo charlar esta tarde con quien fue mi compañero de trabajo en los inicios y que, poco después, se acabaría convirtiendo en amigo. David Cantero, al frente de lunes a viernes de Informativos Telecinco, es una de las caras más visibles de la televisión. Pero si algo ha quedado claro es que, además de presentador, David es carismático, inquieto, talentoso y tiene bastantes hobbies: ha escrito cinco libros (Amantea es mi favorito), toca la guitarra solo y con su banda Hey Joe, dibuja, siempre desde la ternura e incluso, se desenvuelve como yudoca (como ha confirmado el deportista Niko Sherazadishvili). Hemos charlado con él de sus aficiones, de cómo llegó a un plató de televisión, porque antes de estar delante de las cámaras estuvo detrás. Pero también sobre su relación de amor/odio con las redes sociales y, sobre todo, de cómo ha vivido el hecho de llevar casi un año hablando en informativos sobre la crisis del Covid, de esta etapa tan complicada: "Está siendo un período muy largo y para mí muy duro, me está afectando muchísimo. Me entristece y me preocupa que el ser humano se acostumbre con tanta facilidad a la tragedia". Pero David, que se define como realista más que optimista nos ha dejado un mensaje de esperanza: "Creo que en 2021 volveremos a disfrutar de la alegría y de la libertad”». 

Carbonero mostraba así el lado más personal del periodista en un perfil cargado de cariño y junto a una foto de él en el estudio en su cuenta de Instagram. 

Apenas unos días antes la periodista publicaba varias imágenes el estudio junto a Marián García, conocida como Boticaria García, farmacéutica y divulgadora sanitaria y que es uno de los rostros televisivos y en las redes sociales que más claro habla sobre mascarillas, coronavirus y de los efectos de la pandemia. Junto a las fotografías compartía el texto que le dedicaba Boticaria en su perfil de Instagram, cargado de emotividad. 

«Cuando @saracarbonero me enseñó a hacer stories mientras cruzábamos una sabana de Senegal con @unicef_es, no se imaginaba que le saldría una alumna tan aplicada. Menos aún que cuatro años después hoy estaríamos juntas en @radio_marca, como se ve en la foto, grabando stories para anunciar que esta tarde iba a ser su invitada en #quesigaelbaile, su nueva sección junto a Vicente Ortega -pedazo-de-sección-por-cierto. Al entrar en el estudio Vicente ha dicho: “Tendremos que reírnos, ¿no?”. Y claro que nos hemos reído. Pero Sara, que es así de cuca, también ha conseguido que soltara por mi boca alguna cosa menos divertida, más personal y más “de verdad”. Así es ella. Mi plan de entrevista era contar un poquito de chistes de supositorios… un poquito de actualidad del coronavirus… un poquito de despotricar sobre las galletas… ¡y listo! Pero no, no me ha dejado irme de rositas. Como buena periodista, Sara me ha dejado hablar y luego me ha llevado a su terreno, con toda la naturalidad del mundo, para que al final yo acabara contando algo que nunca antes había contado. Y se lo agradezco porque en el fondo creo que en esta vida si algo debemos hacer es ser sinceros con nosotros mismos. ¡Tendréis que escuchar el podcast! Sara me ha enseñado muchas cosas a lo largo de todos estos años. Y no solo a hacer selfies en Instagram o los atardeceres maravillosos en Porto, que eso también puntúa. Aunque no lo sepa, me ha enseñado a ser más abierta y tolerante con otras maneras de pensar (incluso con la gente que desayuna polvos de Baobab… que eso para mí son palabras mayores). Mentiría si dijera que me ha enseñado a vivir según su modo #slow porque yo soy polvorilla… pero sí que me ha enseñado a ser más reflexiva y a fijarme más en los que tengo cerca. Pero, sobre todo, Sara me ha enseñado lo que significa la palabra “fortaleza”. Hoy, con ese espíritu con el que te has plantado en la radio me has dado una lección grande, amiga, y no solo de periodismo sino de persona humana. Gracias, además, por cuidarme cuando los achuchones te los mereces tú. Nos vemos en cuanto el bicho nos dé una tregua para seguir riendo». 

Boticaria García y Sara Carbonero se conocieron en un viaje a Unicef, en el que también participaron Lucía Galán (conocida como Lucía mi pediatra) y la bloguera Natalia Martin, y desde entonces las dos han mantenido una fluída amistad, como demuestras las palabras de cariño que se dedican a través de las redes sociales. 

Precisamente uno de los detalles que alimentan el supuesto distanciamiento entre Iker Casillas y Sara Carbonero sería la falta de publicaciones juntos en las redes sociales. La última del exdeportista es de hace justo un año, cuando felicitó cariñosamente a su mujer con motivo de su 36 cumpleaños. En ella la pareja aparece abrazada cuando aún residían en Oporto, ciudad que abandonaron definitivamente este verano para volver a Madrid, y es justo ahí cuando se avivaron los rumores de crisis. 

La revista ¡Hola! asegura la pareja había llegado a un acuerdo hace meses para hacer oídos sordos y no responder de ninguna manera a los constantes rumores sobre su relación, que comenzó hace más de diez años y que se hizo pública con el beso que, eufórico, Casillas le dio a Carbonero en directo tras ganar el mundial de Sudáfrica

La revista Semana por su parte recoge que Sara Carbonero, sin perder el optimismo, sigue preocupada por su salud, tras detectársele un cáncer de ovario en mayo del 2019, casi al mismo tiempo que Iker Casillas sufría un infarto de miocardio durante un entrenamiento con el Oporto. «Esto va para largo. Ella sigue con sus cuidados y sus revisiones», apuntan. Y sobre su falta de imágenes juntos en las redes sociales, su entorno sentencia: «No tienen que demostrar a nadie que están juntos subiendo una foto a sus redes. Ellos saben que se tienen el uno al otro». 

Precisamente este 3 de febrero, Iker Casillas ha colgado una imagen de Sara Carbonero en su cuenta de Instagram, un año después de la última. La joven aparece con el mar al fondo y con el pelo cubriéndole prácticamente la cara por el viento. La fotografía no parece actual y podría ser de hace algunos años cuando residían en Oporto y ella aún lucía su larga melena o de alguna de sus escapadas junto a sus hijos, como la que hicieron en el 2018 a Cerdeña. «37 inviernos. Muchas felicidades! El baile sigue... hay que bailar hasta el final!», escribía el deportista en referencia a la sección que tiene Carbonero en Radio Marca, que lleva por nombre Que siga el baile. 

 ¡Hola! apunta que Carbonero prevé celebrar su cumpleaños en familia, junto a Casillas y sus hijos, ajenos a los que especulan con si siguen juntos o no o si conviven o no bajo el mismo techo. La revista indica que el piso que en verano trascendió que se había comprado Iker Casillas en solitario en el norte de Madrid sería una inversión, y que estarían reformándolo, aunque debido a la pandemia, las obras se habrían retrasado más de lo previsto. Mientras ellos residen en su casa de La Finca. 

La anécdota de Paz Padilla con Sara Carbonero e Iker Casillas

En el momento en el que se trataba la supuesta crisis de la pareja en Sálvame, Paz Padilla quiso contar una anécdota que le ocurrió de manera personal. «A la hija de mi Antonio le gustaba mucho el fútbol y quería una camiseta de Iker Casillas», comenzó relatando la presentadora. «Se lo dije a Sara y me dijo: 'te la dejo en la garita de La Finca'». «Cuando llego allí digo: '¿pero qué me ha dejado este hombre?'. Me había dejado 10 camisetas firmadas por él, relojes, las camisetas que él usaba para entrenar. Yo estaba agradecidísima porque la hija de Antonio se volvió loca con todas las camisetas», aseguró Padilla. «Además él tiene una manía, que las camisetas las corta por abajo, por la costura. Estaba superagradecida a Sara y a él porque le hizo tremendamente feliz, fue supergeneroso», añadió. Además quiso dedicarles unas emotivas palabras: «Desde aquí le mandamos un beso muy fuerte a Sara. Yo digo que lo importante en esta vida es ser feliz, con o sin, y si cada uno sois felices por vuestro camino, eso es importante. Además ya sabemos que en una pareja o se vive un divorcio o la muerte de uno de ellos», añadió. 

Cascada de rupturas de famosos

Los rumores de la supuesta crisis, que como les decía, nuevos no son, vuelven a cobrar fuerza en este primer mes del 2021, en el que se han conocido sonadas rupturas. La de Bertín Osborne y Fabiola, en la que ambos aseguran que no hay terceras personas; la de Ben Affleck y Ana de Armas, el posible inminente divorcio entre Kim Kardashian y Kanye West, son algunas de ellas. Ahora a estas se suma una presunta crisis que estarían atravesando Anne Igartiburu y su esposo Pablo Heras-Casado, tras cinco años de matrimonio y un hijo en común y la de la hermana de María Pombo, Marta, y su esposo Luis Giménez, de la que también lleva semanas hablándose y sobre la que rondaría la sombra de la infidelidad tras solo un año de su boda. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Iker Casillas felicita a Sara Carbonero entre rumores de crisis