Sin talento no hay futuro, cuatro claves para atraerlo

Galicia figura entre las comunidades que menos pelea por retener el capital humano altamente cualificado. Es el activo que aporta más valor a la empresa, y solo pide seguridad, proyección y salario emocional


Redacción / La Voz

Aprovechar una plantilla tiene poco que ver con exprimir su fuerza de trabajo en dilatadas jornadas laborales. El capital humano es un activo de gran potencial, si se sabe valorar. Por eso, bajo el gancho de moda -captación y gestión del talento-, las empresas gallegas empiezan a esmerarse en fichar trabajadores que puedan generar valor para el negocio, a cambio de recorrido profesional y salario emocional para redondear unas nóminas no especialmente atractivas.

En realidad, más que una moda, atraer y retener a los mejores jugadores a su equipo es una necesidad, ahora que la industria 4.0 no deja escapatoria, y que los demandados profesionales vinculados a ella, la denominada clase creativa (ingenieros, matemáticos, informáticos, economistas), van camino de convertirse en un bien escaso. Solo Mercadona reclutará en los próximos meses 200 ingenieros informáticos y varios centenares más de nuevos talentos en otras especialidades a los que, entre otras cosas, ofrece 70.000 euros al año.

Como siempre, las grandes compañías van por delante. Pero, en general, ¿hasta qué punto valoran el talento las empresas gallegas? Y, sobre todo, ¿qué están dispuestas a hacer para retenerlo?

Xosé Henrique Vázquez, catedrático de Organización de Empresa y autor del Ránking de Empresas Gallegas Inteligentes para la Cátedra Ardán de la Universidade de Vigo y el Consorcio de la Zona Franca, explica que la importancia aún relativa que se le da a este activo es un reflejo de nuestra estructura productiva, mayoritariamente intensiva.

«Existen empresas trabajando ya en esa línea. Que ofrecen seguridad, continuidad y proyección a su capital humano. Pero, en general, hacen falta departamentos de recursos humanos que vayan más allá, capaces de atraer y retener talento, ofreciendo un buen clima laboral, claridad de ideas en los proyectos, coherencia...», explica el experto.

Porque no todo es una cuestión de dinero, en opinión del catedrático. «Por salario se iría todo el mundo a Kuwait o Arabia Saudí. Se dice que cuanto menos cobras más importancia le das al dinero, y cuanto más cobras, más importancia le das a otras cosas. Las empresas tienen que atraer el talento con otro tipo de cosas: condiciones laborales competitivas, calidad de vida. Hay que ofrecerle un pack atractivo a esa gente creativa. Y en eso juegan un papel importante las administraciones, que han de preocuparse por tener ciudades acogedoras, con oferta de vivienda, de ocio, que sean inclusivas», asegura Xo´se Henrique Hermida.

Si hay un referente indiscutible en Galicia en gestión de talento es Inditex. El grupo lidera el ránking que cada año elabora la consultora Merco España y no es nada casual. La multinacional coruñesa lleva tiempo caminando en la dirección correcta, ajustando sus herramientas de selección de personal. Su estrategia orbita en torno a Inditex Careers, la marca empleadora en la que unificó el reclutamiento de personal para todas las cadenas del grupo; y a once centros ubicados en ciudades clave para la compañía que se encargan de abastecer a la red de tiendas, los llamados talent center.

La propia Inditex lo explica cuando habla de los 700 diseñadores que trabajan en los servicios centrales del grupo: «Por un lado, se trata de seleccionar al mejor talento júnior en las principales escuelas de diseño del mundo; y por otro lado, se lleva a cabo una fuerte estrategia de branding dirigida a convertir y a consolidar a Inditex como una empresa especialmente atractiva para este colectivo», dice el grupo en su memoria de ejercicio.

Los talent centers de Inditex están en ciudades clave por la fuerte presencia comercial de las cadenas: Madrid, Barcelona, Londres, Milán, París, Moscú, Nueva York, Ciudad de México, Estambul, Shanghái y Beijing. «Por un lado, sirven para tener visibilidad, con jornadas o actos que contribuyan a consolidar la marca de Inditex como empleador. Por otro, tienen el objetivo de captar trabajadores con recorrido profesional, que puedan incorporarse a la tienda y acabar en los servicios centrales de la multinacional», explican desde la compañía. Y la estrategia funciona.

En el top 10 de Merco Talento figuran, a continuación de Inditex, BBVA, Repsol Nestlé, Santander, Mercadona, Telefónica, Coca-Cola, Mapfre y Caixabank.

Destaca, en este grupo de cabeza, My Contribution, la estrategia que lanzó Banco Santander el año pasado para la gestión del talento. «El objetivo es medir el desempeño y las competencias de los empleados y diseñar programas de desarrollo para lograr una mejor gestión del talento de estos trabajadores», dice el grupo, que ha popularizado las becas Salario-Ítaca, que facilitan a estudiantes con talento y buen nivel académico, pero con escasez de recursos económicos, el acceso a la educación superior.

Con la gran empresa liderando la gestión del capital humano, se entiende que el mapa del talento se dibuje en España en función de la localización de multinacionales, además de universidades y centros de innovación.

Y eso es lo que se aprecia en el informe elaborado por el Ivie y la Fundación Cotec para la Innovación, que ha dado forma al Mapa del Talento en España en el 2019. Este trabajo analiza cómo facilitan, atraen y retienen este activo las comunidades autónomas. Un mapa en el que las perspectivas de Galicia son claramente mejorables.

El investigador del Ivie Javier Quesada lo explica así: «En España existen grandes diferencias regionales, dominadas por una división entre norte y sur. Dos zonas separadas por una línea ligeramente oblicua que deja al este y al norte a las comunidades autónomas mejor situadas y al suroeste las peor».

Tras analizar y comparar hasta 52 indicadores, Madrid, Navarra, País Vasco y Cataluña encabezan el ránking de las comunidades mejor posicionadas a la hora de atraer y retener el talento, mientras que Castilla-La Mancha, Murcia, Extremadura y Canarias cierran la tabla. 

Brecha norte-sur

Aunque con un baremo intermedio, Galicia logra situarse en la mitad próspera del mapa del talento por varios indicadores que así lo permiten: está a la cabeza en gasto público en universidades y sobresale con una mano de obra más cualificada y mejor formada que el resto.

Pero la comunidad gallega también tiene debilidades manifiestas en este estudio: es la segunda autonomía, solo por detrás de Extremadura, con un menor impacto del I+D en las empresas, es decir, la actividad investigadora e innovadora no termina materializándose en nuevos productos, exportaciones de alto valor añadido o nuevas patentes, por ejemplo.

Y una evidencia más: lo que falla en Galicia no es tanto la disponibilidad de científicos o investigadores, indicadores en los que la comunidad está situada en un nivel intermedio, el mismo que ocupa el aprovechamiento de ese talento por parte de las empresas.

A ayudar a las empresas a gestionar los recursos humanos se dedica la consultora Great place to work, que también elabora las conocidas listas de mejores lugares para trabajar, en las que figuran firmas gallegas como Visual o Hijos de Rivera.

Jaime de Nardiz Pérez de Miguel, manager de diagnóstico y lista de Great place to work, apunta que las empresas que obtienen un mayor índice de confianza crecen más «porque cuidan a las personas, sin perder la orientación a resultados, es una estrategia muy válida y además sostenible».

De Nardiz explica que medir el ambiente de un lugar de trabajo ayuda a tomar decisiones empresariales que permiten anticiparse desde el punto de vista de los recursos humanos.

El talento gallego no es capaz de echar raíces

M. Sío Dopeso

Titulados muy preparados, con ambición, creativos y acostumbrados a aplicar imaginación a su talento dada la escasez de recursos en que se mueven. Este bien podría ser el perfil del trabajador o trabajadora más deseado por cualquier gran empresa gallega. Y, sin embargo, es precisamente este tipo de profesionales el que acaba encontrando lo que busca más fuera que dentro de la comunidad gallega.

Se habla de ellos en porcentajes y estadísticas, con relativa frecuencia, pero rara vez se les pone rostro. Es el talento fugado, gallegos formados aquí, pero cuya carrera laboral se desarrolla fuera de la región o en el extranjero.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sin talento no hay futuro, cuatro claves para atraerlo