Galicia lidera el flujo de emigrantes retornados durante el último año

manuel varela / m. p. v. REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

Una de cada cuatro personas que llegaron a la comunidad son de origen gallego

19 feb 2020 . Actualizado a las 16:16 h.

Hace más tres décadas que Galicia inició una crisis demográfica que se agudiza cada año. La comunidad contó con el peor saldo vegetativo del país— la diferencia entre nacimientos y muertes—, con un desequilibrio negativo de más de 8.400 personas. La población volvió a reducirse hasta caer por debajo de la barrera de los 2,7 millones de personas, según la actualización del censo que realiza el Instituto Nacional de Estadística cada mes de enero. Solo la inmigración logra suavizar la tendencia, con una presencia de gallegos retornados cada vez mayor.

En los primeros seis meses del año pasado llegaron a Galicia más de 11.000 personas desde el extranjero. Nunca hasta entonces, desde el inicio de la serie histórica en el 2008, hubo un flujo migratorio tan elevado en el primer semestre del año. Más de 2.860 personas eran de nacionalidad española, es decir, gallegos retornados en su gran mayoría. La proporción indica que uno de cada cuatro inmigrantes son de la comunidad, dejando el flujo más elevado del conjunto nacional. 

Le siguen Asturias (19 %), Comunidad de Madrid (15,1 %), Canarias (14 %) y Cantabria (13,1 %); si bien en el caso de la provincia madrileña existe un polo de atracción de ciudadanos procedentes de otras autonomías al tratarse de la principal economía del país. Lo es desde la actualización del PIB realizada por el INE el mes pasado, cuando logró superar a Cataluña, adonde llegó el mayor número de migrantes en el primer semestre del 2019, con 80.215 personas. Sin embargo, pese a recibir unos 14.000 habitantes menos, Madrid acogió a más ciudadanos con nacionalidad española.