Galicia quiere de vuelta en tres años a 22.000 emigrantes o descendientes

La Xunta incentiva el regreso con 15 millones y el acceso a las ayudas ordinarias

.

santiago / la voz

Los problemas de reemplazo generacional en Galicia, el preocupante balance vegetativo y la discreta tasa de fecundidad tienen difícil arreglo a corto y medio plazo. De ahí que la Xunta haya puesto desde hace un tiempo sus esperanzas demográficas en la emigración, integrando al amplio colectivo de gallegos en el exterior en distintos programas de ayudas con el objetivo de hacer de la comunidad un buen lugar para regresar y establecerse. Ahora esa idea desarrollada a cuentagotas gana peso y presencia en la estrategia del Gobierno de Feijoo, que ayer presentó el Plan Retorna 2020, que tiene un objetivo claro: lograr que entre 20.000 y 22.000 gallegos o descendientes de gallegos -hijos y nietos- regresen en menos de tres años a la tierra de sus orígenes o de la que salieron. La idea es que un 60 % de las personas que tomen el camino de vuelta tengan menos de 45 años.

El jefe del Ejecutivo gallego presentó este plan tras su aprobación en el Consello da Xunta, y explicó que se trata de una iniciativa «xusta e boa», y con un objetivo razonable si se tiene en cuenta que en el 2016, último ejercicio con datos cerrados, regresaron a Galicia 5.125 personas. Se trataría de intensificar esa dinámica hasta alcanzar un balance anual que supere ligeramente las 7.000 personas. Para ello, la Secretaría Xeral de Emigración ha diseñado un total de 50 medidas que ahora tendrán respaldo económico. En concreto, la cuantía estará dividida en 15 millones de euros destinados a iniciativas específicas, aunque los emigrantes que retornen tendrán también las puertas abiertas a los 220 millones de euros que la Xunta presupuesta para ayudas ordinarias en distintos ámbitos, incluso con cantidades adicionales para hacer más fácil el regreso a Galicia y con acceso a bonificaciones si eligen instalarse en el rural.

Oficina central de ayudas

Una medida casi inmediata será la creación de una oficina técnica, en la que los retornados podrán obtener información integral de todos los programas a los que se pueden acoger si toman la decisión de regresar. Esta plataforma de asesoramiento tendrá un canal de comunicación digital y amplia atención telefónica para dar soporte en los diferentes horarios internacionales.

En el ámbito de la formación, el presidente destacó la creación de unas becas específicas para que los emigrantes cursen en la comunidad un ciclo de FP superior, con una aportación de hasta 5.000 euros por alumno; y se consolidará la exitosa primera edición de las becas de excelencia para jóvenes con estudios universitarios que quieran cursar un máster en Galicia, con ayudas de entre 7.000 y 11.500 euros por estudiante, según el país de procedencia.

En el ámbito laboral, se refuerzan las ayudas al retorno emprendedor, que facilitan hasta 10.000 euros para que los emigrantes puedan poner en marcha su negocio en Galicia, y se activará una nueva línea de ayudas extraordinarias para familias con hijos menores de edad que se establezcan en la comunidad. Feijoo anunció una aportación de mil euros por niño hasta el segundo, y de 1.500 a partir del tercero, con un 25 % adicional si la residencia escogida está en un entorno rural.

Medidas transversales

Además, la emigración que vuelva a Galicia podrá acceder a lo que la estrategia define como «medidas transversais», esto es, iniciativas que ya estaban en marcha en el marco del Gobierno y que ahora se ponen también a disposición del más de medio millón de emigrantes en el exterior que están contabilizados. Así, aquellos que opten por regresar, tendrán derecho a las ayudas de la Tarxeta Benvida a partir del momento en el que se empadronen; los estudiantes retornados podrán acceder a las ayudas a los universitarios con dificultades para continuar su carrera académica por circunstancias sobrevenidas; se integrarán en los casos que sea posible en el programa Oportunius, dirigido a la captación y retorno de investigadores de hasta 35 años; y tendrán también ayudas al alquiler como cualquier gallego residente en la comunidad.

Las empresas con sede en Galicia también recibirán incentivos para la contratación de emigrantes sin empleo, con un aumento del 25 % en estos casos y una cuantía máxima de 8.000 euros. Y habrá partidas específicas para premiar la contratación indefinida para los trabajadores autónomos y para los programas de consolidación de empleo en pequeñas y medianas empresas, con un máximo de 8.000 euros.

Primera parada, Europa

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, ha iniciado estos días un recorrido por varias ciudades europeas para difundir la estrategia Retorna 2020. Las primeras sesiones informativas se desarrollarán en Berlín, Núremberg y Londres, mientras que otros miembros de su equipo estarán en centros gallegos y colectividades de referencia de París, Bonn y Ginebra. La población gallega residente en Alemania, Reino Unido, Francia y Suiza ronda las 100.000 personas, de las que el 75 % tienen menos de 64 años.

 

Crece la población en el exterior, pero disminuyen los que nacieron en la comunidad y se marchan

La peculiar dinámica poblacional de Galicia en las últimas décadas genera dos realidades paradójicas y en ocasiones confusas. En la actualidad -a 1 de enero del 2018- se considera que hay 516.489 gallegos en el exterior, 4.659 más que el año anterior. En esta cifra se suman los gallegos nacidos en Galicia y que se marcharon, pero también los descendientes que ya nacieron en un país extranjero, de ahí que esa cantidad vaya creciendo y que se incluya en ella a miles de gallegos jóvenes cada año.

Por el contrario, disminuye el número de gallegos emigrantes, es decir, solo los que nacieron en Galicia y ahora residen en el extranjero. En esta situación había a inicios de este año 154.312 personas, 1.913 menos que en el anterior ejercicio. El presidente Feijoo hizo hincapié en esta diferencia para destacar que, desde el 2009, la población gallega nacida ya en el exterior se incrementó en 132.321 personas, mientras que los nacidos en la comunidad y residentes en el extranjero descendieron en 10.337.

El plan Retorna tiene los a gallegos residentes en el exterior como objetivo, cualquiera que sea su circunstancia, pero en el plano estrictamente demográfico Galicia tiene un especial interés por atraer a jóvenes, bien sea para estudiar, trabajar o establecer una familia. Del total de gallegos en el exterior, más del 70 % tienen menos de 64 años, aunque uno de cada cinco retornados eran mayores de 65, según los datos cerrados del 2016.

Votación
48 votos
Comentarios

Galicia quiere de vuelta en tres años a 22.000 emigrantes o descendientes