El PSOE se dispara y Vox se desinfla: Sánchez podrá elegir socios de gobierno

Juan María Capeáns Garrido
Juan capeáns SANTIAGO / LA VOZ

ELECCIONES 2020

La alternativa liderada por el PP se aleja de la mayoría y los socialistas tienen la opción de sumar solo con Ciudadanos o intentar la investidura con Podemos y el apoyo de los vascos, según la encuesta de Sondaxe para las elecciones generales

22 abr 2019 . Actualizado a las 20:57 h.

El PSOE sigue por delante en la carrera electoral del 28A, y el arreón del último mes le ha permitido posicionarse con ventaja para formar Gobierno, hasta el punto de que hasta podría elegir entre más de una fórmula. El arco de colores que pinta la última encuesta de intención de voto elaborada por Sondaxe para La Voz de Galicia deja a los tres partidos que ocupan el espectro desde el centro hasta la extrema derecha muy lejos de sumar los 176 escaños necesarios para desbancar a Pedro Sánchez, que ya tiene más alternativas que rogar el voto a los independentistas catalanes con la muleta de Podemos.

El trabajo demoscópico realizado en España y Galicia entre el 11 y el 18 de abril le otorga al PSOE dos puntos porcentuales más respecto al mes de marzo, suficientes para saltar hasta los 137 escaños, exactamente los que obtuvo Mariano Rajoy en el 2016, que con la moción de censura se demostraron insuficientes para la estabilidad. Para evitar un final parecido, el PSOE podría buscar el apoyo en exclusiva de Ciudadanos, que junto a los socialistas es el único partido que crece con respecto a la encuesta de hace un mes. Los de Rivera suman 50 diputados, pero si hay algo que no ha cambiado desde entonces es su conjura para evitar la continuidad del actual Ejecutivo.

Por la izquierda, Sánchez necesitaría obligatoriamente un acuerdo con Podemos que no debería encontrar resistencias, pero lo más interesante es el punto en el que la calculadora deja a un lado los aspectos ideológicos para entrar en cuestiones territoriales. Porque los de Pablo Iglesias compensarían la debacle respecto al 2016 siendo decisivos desde una posición que, sin embargo, precisaría una pata más, para la que también hay varias opciones: al hipotético bipartito le llegaría con alcanzar un acuerdo con el PNV (9 diputados) o incluso con uno de los dos brazos independentistas en Cataluña, ERC (11) o PDeCat (6).