.

¿Ajuste o austericidio?

Francia ha sido la última gran potencia de la Unión Europea que se rinde al recorte implacable del gasto público