Crece la preocupación por Protasévich mientras su entorno denuncia torturas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

REUTERS TV

El periodista detenido por Bielorrusia admite en un vídeo su «culpabilidad»

26 may 2021 . Actualizado a las 09:14 h.

El régimen bielorruso ha profundizado su aislamiento tras acordar la Unión Europea cerrar el espacio aéreo con Bielorrusia y ampliar las sanciones por el desvío de un vuelo comercial para detener al periodista opositor Román Protasévich, incidente en el que solo cuenta con el respaldo de Rusia. Mientras, crece la preocupación por el estado del arrestado, tras la publicación de un vídeo en el que niega que tenga «problemas de salud» y en el que su familia ve indicios de tortura.

En la grabación, el disidente asegura que el trato que ha recibido por parte de las fuerzas de seguridad es «correcto», al tiempo que admite su «culpabilidad» por haber organizado «disturbios masivos». Esta es la acusación que pesa sobre él por su papel como antiguo director del canal de Telegram Nexta, que fue clave para guiar a los ciudadanos en las protestas que estallaron tras las fraudulentas últimas elecciones presidenciales, en las que Alexánder Lukashenko se proclamó ganador por abrumadora mayoría, y para denunciar la represión policial.

«No son sus palabras. Está asustado y muy nervioso. Creo que lo han golpeado. Tiene maquillaje en el lado izquierdo [del rostro] y la nariz, posiblemente quebrada», dijo a Nexta Dmitri Protasévich, el padre de Román.

«La información obtenida bajo coacción no puede ser usada contra el señor Protasévich en ningún proceso legal. Esas confesiones están prohibidas por la Convención contra la Tortura», afirmó a su vez el portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville.

La Unión Europea, por su parte, reafirmó ayer su respuesta al régimen de Lukashenko. «Europa en acción», declaró el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en su cuenta de Twitter junto a un mapa del tráfico aéreo europeo, en el que se aprecia cómo se abre un enorme espacio sobre Bielorrusia, mientras que centenares de aviones sobrevuelan las vecinas Lituania, Ucrania, Rusia, Letonia y Polonia.

El servicio de seguimiento de vuelos Flightradar24 mostró, menos de 24 horas después de la decisión de los líderes de la UE, únicamente aviones rusos y alguno de carga desde Asia sobre territorio bielorruso.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE acordaron también ampliar la lista de sanciones contra Bielorrusia, que actualmente incluye a 88 personas y 77 entidades, entre ellas a Lukashenko y a su hijo y asesor, Víktor Lukashenko. El presidente aún no se ha pronunciado, pero hoy acudirá al Parlamento, donde se espera que haga una defensa de su actuación y critique la respuesta comunitaria.

Minsk acepta una investigación

Lo que sí hizo ayer Bielorrusia fue invitar a los representantes de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), así como a la UE y a EE.UU. a investigar el incidente.