Razones para seguir viajando en avión

Manuel Ameijeiras TRIBUNA

OPINIÓN

NTSB

02 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El 11-S provocó el endurecimiento de las medidas orientadas a garantizar la seguridad del viaje en avión en aras de evitar interferencias ilícitas o no deseadas en los vuelos, como los secuestros o sabotajes. Las reglas de seguridad que conocemos en el sector como Security resultaron eficaces, ya que prácticamente desaparecieron las noticias de aviones con problemas de esa naturaleza.

Son de actualidad hoy en día los siniestros en aeronaves Boeing 737 y 777, el primero con los accidentes de los años 2018 y 2019 en Indonesia y en Etiopía, respectivamente, y el segundo con los desprendimientos de componentes de la aeronave y un motor de la misma en las cercanías de poblaciones habitadas de Denver (Colorado, EE.UU.). La seguridad operacional, que está garantizada por instituciones a nivel global, ha dejado en tierra todos los aviones del mismo modelo que los implicados en los siniestros hasta conocer las causas, aunque en el caso del accidente del B777 no hubiera víctimas mortales; no así en los de los B737 MAX, que alcanzan la friolera de 350 fallecidos.

Hay que valorar en su justa medida las decisiones adoptadas en este caso para la seguridad operacional que llamamos de Safety por su trascendencia económica y geoestratégica, ya que afectan a un mismo país, Estados Unidos, en plena crisis debido a la pandemia que asola al transporte aéreo al igual que a la economía global.