El balneario de Mondariz

? Más de treinta textos de Emilia Pardo Bazán, recopilados por Patricia Carballal, resaltan el esplendor del balneario de Mondariz en las postrimerías del siglo XIX y el primer tercio de la centuria siguiente. El agua de dos manantiales -Gándara y Troncoso- y el tesón de dos emprendedores -Enrique Peinador y su hermano Ramón- obraron el milagro. «Dos o tres casuchas» iniciales dieron paso a una lujosa villa termal que acogía a «gentes de alto copete, hombres de Estado, generales, infantes de Portugal y reinas morganáticas».