La guinda en forma de arte para la reforma urbana

Escultores como Lombera, Conde, Quesada, Buciños o Piñeiro firman algunas de las obras que jalonan el centro


pontevedra / la voz

Han proliferado en los últimos años en el paisaje urbano hasta integrarse en él y llegar a pasar casi desapercibidas para quien las tiene en su camino a diario. Esculturas y estatuas que reivindican a personajes o que buscaron revitalizar algunos entornos degradados. Esta es su historia.

Valle-Inclán, ahora figura icónica de la plaza de Méndez Núñez, se colocó allí para reparar la ausencia de otra que recordaba al escritor. En las Palmeras estuvo en su día un busto, obra del artista Prieto Coussent, retirado en 1952. Cuando se pensó en recuperar una estatua de Valle se pensó en una réplica de aquel. Finalmente fue César Lombera el elegido para hacer una obra original. ¿Y por qué ubicarlo en Méndez Núñez? Allí está la antigua Casa de los Muruáis, donde se formó el escritor gracias a su biblioteca.

De César Lombera también es el grupo escultórico de la plaza de San José. El acierto de dejar una silla vacía junto al violinista pontevedrés Manuel Quiroga, amenizando la charla que mantienen Alexandre Bóveda, Daniel Castelao, Valentín Paz Andrade, Ramón Cabanillas y Carlos Casares ha convertido el espacio en uno de los más fotografiados por los turistas y visitantes. La obra se instaló allí para subsanar un desperfecto de construcción de la plaza, donde antes se ubicaba una fuente.

Estas obras formaron parte de una serie que proliferó por todo el centro histórico para «facer cidade» junto a la peatonalización, aunque, en realidad, la primera que se inauguró bajo ese argumento fue una escultura de Xaime Quesada: una dorna con una vela desplegada sobre la desaparecida glorieta de O Burgo. Con las obras que eliminaron la glorieta se perdió parte de los elementos que la integraban, pues había sido concebida para levantarse sobre una lámina de agua. Ahora está frente a la estación de tren, integrada en un jardín.

Víctima de varios traslados fue también la figura de Castelao realizada por Buciños. De Santa María, también por las obras allí realizadas, pasó el entorno del Museo, y de allí de vuelta a Santa María, donde sigue desde el año 2012. Sin salir del centro histórico, tras el Ayuntamiento está la escultura del Fiel Contraste, colocada, junto a otras muchas -como la vendedora de pollos tras el mercado- bajo el mandato de la socialista Teresa Casal sobre el área del centro histórico. El Fiel Contraste es obra del escultor Ramón Conde y recuerda al personaje que históricamente dirimía los conflictos del peso exacto de los productos en las ferias.

Y ahora que se acerca el carnaval, desde el 2006 se levanta, más o menos donde estaba la botica de Perfecto Feijoo, el popular loro Ravachol, que el artista José Luis Penado confeccionó para inmortalizarlo.

Cambio de ubicación. Representaba una dorna con la proa enfilada hacia Santiago, la vela al viento y rodeada de agua, aunque esta obra de Quesada cambió de ubicación y perdió su esencia.

Una deuda pendiente. La estatua de Méndez Núñez de Valle Inclán reparó la ausencia del busto retirado de los jardines de las Palmeras en 1952 y regalado después al municipio de A Pobra.

San José. En la Plaza San José, el grupo escultórico recrea una tertulia ficticia de intelectuales, con el músico Manuel Quiroga, Carlos Casares, Castelao, Cabanillas, Valentín Paz Andrade y Bóveda.

De plaza en plaza. La escultura de Castelao, del artista Buciños, presidió durante años los jardines que antes existían frente al Palacete Mendoza, luego fue al Museo y otra vez a Santa María.

Como en casa. La figura es obra del artista José Luis Penado, está realizada en hierro y mide cerca de un metro. La ubicación elegida es más o menos donde estaba la botica de don Perfecto Feijoo.

Revitalizar el Mercado. Obra de la escultora Cuqui Piñeiro, buscó atraer a más personas al entorno del Mercado de Abastos, con el fin indirecto de revitalizar la actividad en la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La guinda en forma de arte para la reforma urbana