.

Algo huele a podrido en Miraflores

Como el problema de desabastecimiento que padece Venezuela, lejos de resolverse, va a más, la Asamblea Nacional declaró el pasado jueves la emergencia alimentaria en el país. Esa decisión de la nueva mayoría en la cámara legislativa se produjo a los pocos días de que en Puerto Cabello apareciesen otros 156 contenedores llenos de comida podrida