«Yo no me aburro nunca»

Ser dueño del primer grupo conservero europeo no impide a Jesús Alonso asegurar que se considera de clase media y estar orgulloso de sus orígenes