Gorgorito añora a los niños gallegos

Desde 1955, los títeres de Maese Villarejo fueron imprescindibles en ciudades como Vigo o Ferrol. Aunque los programadores culturales lo desterraron en los 80, el héroe de la estaca está vivo y deseando volver