Una hoja de ruta muy definida

La dirección deportiva del Celta, con Miñambres al frente, combina la apuesta por jugadores emergentes de sus caladeros habituales con el trabajo de A Madroa