Primer día de playa: «De momento hay distancia entre las familias»

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

Tranquilidad, «sentidiño» y viento en algunas zonas, que disuadió a los bañistas

26 may 2020 . Actualizado a las 00:20 h.

Llega un mensaje desde la playa do Ancoradoiro, uno de esos arenales en los que los compostelanos suelen poner la pica en cuanto el tiempo acompaña. Resume con rapidez la situación: muchas ganas, menos gente y ningún problema ni medida de restricción excepcional. Tampoco es que hiciese falta. Esa, la de la afluencia discreta, fue la tónica de la primera mañana en fase 2. «De momento hay distancia entre las familias», decía una bañista a primera hora de la tarde en Broña, sin control de acceso ni socorristas.

En Muros había tranquilidad a primera hora de la tarde y lo mismo en las playas de Barbanza, aunque no hay que relajarse. La Policía Local de Ribeira vigilará más las playas urbanas porque es donde se pueden producir aglomeraciones. Por lo demás, en Noia parcelaron por la mañana la playa de Boa Pequena, que quedará con capacidad para unas cien personas, y si la idea funciona se extenderá a Boa Grande y Testal.