Encarando la fase 2 con mucho tiento

Necesidad y voluntad chocan de nuevo con el protocolo y el nulo margen tras la publicación del BOE


Redacción

Cuando la lógica apuntaría a que cada cambio de fase en esta situación inédita conllevase una mayor confianza sanitaria y, por tanto, un incremento de la seguridad en el desarrollo de las actividades económicas, lo cierto es que el marcado carácter circunstancial de la toma de decisiones por parte del Gobierno, genera mayor incertidumbre incluso que en los días del confinamiento más estricto.

Galicia entrará en la fase 2 cumpliendo los plazos de las previsiones más optimistas allá por finales de abril, cuando se presentó el plan de desescalada. A pesar de ello, a muchos de los responsables de las actividades que se habilitarán (aunque con restricciones) desde el lunes les ha cogido a contrapié. Ni el avance de las medidas que se recogen cuando les corresponde a los territorios que comenzaron el proceso en un escalón más avanzado sirve de orientación, dada la mutabilidad de la norma que se va publicando periódicamente en el BOE.

Las limitaciones de movilidad también cercenan el intento de regreso de sectores como la hostelería, el turismo y los alojamientos. Alguno de ellos, como los servicios para multitud de comensales vinculados a celebraciones familiares o congresos, han decidido esperar incluso hasta finales del mes de julio. Negocios de un volumen menor delegaron en la capacidad del sector para obtener un mayor porcentaje de ocupación del aforo hasta el 70 %. Finalmente, la Xunta podría ampliar al 50 % desde el lunes 25.

Nuevos hábitos

En otros ámbitos, como el ocio a cubierto o al aire libre los radicales cambios de hábitos provocados por la pandemia afectarán a su planificación. El clima o la inactividad lectiva de los niños quizás mueva a un adelanto de fechas de apertura de centros de ocio. Asimismo, actividades docentes complementarias que antes se canalizaban por medio de campamentos (cuya celebración todavía está en el aire), unidas a las condiciones laborales de los progenitores, podrían ofrecer nuevas líneas de actividad. Sin embargo, los cines esperan a el cambio de fase de Madrid y Cataluña para que haya estrenos cinematográficos en el país, así que por el momento no prevén abrir.

Nuria Acuña, gerente de Aldeola: «Inauguramos el día 30 y en julio ya habrá eventos»

El complejo Aldeola, en Malpica fue construido para acoger grandes eventos y fue a cambiar de gerencia apenas unas semanas antes del estado de alarma, lo que ha complicado mucho las cosas a los nuevos responsables, que, sin embargo no se arredraron e inaugurarán el día 29, en plena fase 2. Nuria Acuña es la cara visible de la empresa que el día 11 de mayo abrió el hotel y el último fin de semana de este mes pondrá el marcha el restaurante. Para los eventos habrá que esperar, al menos, hasta julio. Los que estaban para junio fueron suspendidos o aplazados.

Nuria Acuña destaca que Aldeola es un espacio amplio, «que permite repartir de la gente» y tiene claro que incluso en estas circunstancias hay que abrirse al público, «darle vida». Reconoce que está siendo un camino complicado, «con la plantilla en un ERTE» y muchas dificultades, pero si algo caracteriza a esta pontevedresa criada en Suiza es la animosidad. Habla de un gran reto y es eso, precisamente, lo que tiene entre manos. El restaurante La Pérgola tendrá abiertos sus tres espacios diferenciados: el rincón del vino, el espacio para las tapas y el servicio clásico a la carta. Al menos para comidas de los grupos que permite el estado de alarma no habrá problema y la apuesta es la calidad del producto.

Medidas

Las medidas de protección ante el covid-19 se han colado en los planes de la empresa que se quedó con el complejo hostelero, sin actividad desde principios de este año.

Comuniones, bodas y cenas multitudinarias son lo habitual en el Aldeola, pero pasará bastante tiempo antes de que se puedan repetir las imágenes de los salones llenos. A pesar de eso, el proyecto sigue su curso con las modificaciones obligadas.

A partir del último fin de semana de junio la apertura será de miércoles a domingo y está previsto «abrir siempre», dice Nuria Acuña, por lo que para comer en el restaurante no hará falta reserva, aunque la recomienda para mayor seguridad. Será este concepto el que guiará la reapertura. 

Elena Horjales, presidenta del Club de Campo de Ferrol: «Estamos preparando las piscinas para la apertura, sabemos que las familias están interesadas»

Con casi 35.000 metros cuadrados de extensión para unas 5.000 personas, el Club de Campo de Ferrol se prepara para la reapertura de uno de sus servicios más demandados: las piscinas. Cuenta con tres vasos exteriores, enmarcados en una amplia extensión de terreno y espacio, y uno interior, de menor tamaño y con servicio de spa. «Con la normativa específica y los requisitos que hay que cumplir vamos a elaborar un protocolo detallado de cómo se abrirán y qué normas deben seguir los usuarios», explica la presidenta de la junta directiva de la sociedad, Elena Horjales.

Por ello, aunque las piscinas podrían abrirse desde este mismo lunes, explica que tardarán unos días más para garantizar las medidas de seguridad. Además de estudiar la norma, también necesitan ver el desembolso económico que supondrá la apertura de las instalaciones con el proceso de higienización que se requiera, el servicio de socorrismo o el control de los vestuarios. Explica que no será difícil garantizar la distancia social en la zona exterior de piscinas controlando el aforo, pero deben diseñar una fórmula para el acceso a los vestuarios. «Nuestra ventaja es que tenemos las instalaciones intactas. Hemos seguido con su mantenimiento, así que la apertura se puede hacer de forma bastante rápida cuando se contraten a los socorristas», añade la responsable.

Con una masa social integrada muy especialmente por familias, Horjales destaca que las instalaciones serán de mucha ayuda. «Solemos abrir las piscinas exteriores a principios de junio para los niños que ya no tienen clase pro la tarde y, ahora, sin clases, hay muchas familias interesadas en cuándo se abrirá el espacio», señala.

Marcos Pérez, director de los museos científicos coruñeses: «El regreso será progresivo, en función de las normas sanitarias»

Marcos Pérez Maldonado, director de los museos científicos coruñeses, ha seguido con atención la evolución de la desescalada. Ha llegado el turno de los centros que coordina, afectados por fuertes restricciones en su acceso y disfrute. Con todo, los centros culturales caminan con paso firme hacia la normalidad, aunque puede que ello implique una demora en su regreso a la actividad.

«En función de las restricciones o inhabilitaciones de ciertos elementos como los táctiles, habrá plantas o estancias que no se podrán abrir. Nuestro regreso a la actividad en la Domus y la Casa de las Ciencias dependerá de las normas que se establezcan, mientras que en el Aquarium creo que tendremos algo más de margen de maniobra. En cualquier caso, será progresivo», avanza.

Los museos científicos coruñeses han estado trabajando en la cita previa y la reordenación de flujos de visitantes. «Está llamando bastante gente, creo que con la actitud de convivir con lo que ha tocado vivir y de hacer lo que se vaya pudiendo hacer», reflexiona.

Con todo, los próximos días serán para analizar la norma, estudiar las restricciones e implementar el protocolo de funcionamiento. «En ningún caso será un regreso inmediato y repentino. Se necesita tiempo para implementar esas medidas exigidas por Sanidad», explica Marcos Pérez.

Este proceso podría llevarles a los museos toda la primera semana de la fase 2, aunque por el momento no se han marcado fechas concretas para la reapertura de puertas al público.

Tania Castro, responsable de la academia de inglés Interactive Club: «Comenzaremos las clases con mascarillas, separación y menos aforo del permitido»

Tania Castro abrió la academia de inglés Interactive Club en Santa Cruz (Oleiros) seis meses antes de decretarse el estado de alarma. «Es un duro revés al poco tiempo de empezar», reconoce la responsable. Consiguió sortear los meses de confinamiento estricto con sus otras dos profesoras con reducción de horas y la administrativo en ERTE. «Nos tuvimos que reinventar con una plataforma online que ha sido nuestra salvación», agradece. Muchos de sus setenta alumnos —en su gran mayoría niños— han continuado con las clases a través de Internet. «El sector educativo hemos tenido bastante suerte», agradece.

Prepara ya la reapertura de las clases presenciales, con su propia desescalada. «Esta semana vendremos las profesoras para ir preparándolo todo y la idea es reabrir las clases el lunes», señala. ¿Cómo lo hará? «Seguiremos todas las medidas de seguridad, como el uso de mascarilla, la reducción del aforo, que prevemos que sea menor del 30 %, o la separación de los alumnos marcando espacios para que guarden una distancia de dos metros y medio», explica. También estudian cómo evitar que se produzcan aglomeraciones en la entrada. Y, para el verano, prepara clases especiales para las familias cuyos padres tengan que ir a trabajar y busquen una actividad para los niños.

Luis Novoa, director de la Autoescuela Alonso: «Estamos encantados de regresar»

Las autoescuelas reanudan su actividad con el inicio de la fase 2. Lo hacen con la posibilidad de cubrir hasta un tercio del aforo para sus formaciones presenciales teóricas. También vuelven las clases prácticas de todos los permisos de conducción, en las que el uso de mascarilla será obligatorio para profesor y para alumno. «Estamos encantados de regresar al trabajo. Arrancamos ya todo el equipo de profesores desde el lunes, aunque las prácticas las iremos programando poco a poco para poder tantear los tiempos que tardamos en desinfectar los vehículos», explica Luis Novoa, director de la Autoescuela Alonso, en Ourense. La DGT de la provincia ha enviado a todas las autoescuelas una nota informativa con el fin de agilizar todos los trámites. «Los exámenes comenzarán a finales de semana gracias a la rapidez en la organización que está demostrando Tráfico. En nuestro centro contamos con una veintena de alumnos que solicitarán presentarse a las pruebas teóricas para diferentes permisos», calcula Luis.

Esto es así gracias a la formación online que ofreció el negocio ourensano durante todo el confinamiento. «Tenemos una aplicación que permitió a los alumnos avanzar en la teoría. Vamos a seguir fomentándola e incluso retransmitiremos las clases en directo», explica. Hay otros cursos, como los de recuperación de puntos, que obligatoriamente han de ser presenciales y que en la Autoescuela Alonso arrancarán a principios de junio. «Llevamos una semana adecuando el local a las medidas de seguridad y estamos listos», termina Luis.

Borja Portals, del restaurante A Curtidoría: «Tengo muchas ganas de volver a abrir»

El casco antiguo de Compostela es su hábitat. Dos restaurantes y dos hoteles que se recuperan a ritmos diferentes en esta desescalada. «Tengo muchas ganas de volver a abrir, sobre todo por mis empleados. Además, mi forma de ser me empuja hacia la normalidad», avanza Borja Portals, que reanudará el servicio interior en A Curtidoría. «Estoy deseando que todo vuelva a fluir», lanza con optimismo.

Para Portals, la entrada en la fase 2 implica la recuperación parcial del alma de las poblaciones, en cierto modo. «Los restaurantes forman parte del escenario de las ciudades, aportan mucho a su imagen», analiza antes de lanzar: «En Santiago hay una nueva hornada de hosteleros jóvenes y será fundamental que se pongan manos a la obra cuanto antes».

Como contraste, considera que «la temporada de alojamientos está perdida este año», porque, para él, «es muy difícil que cumplan al 100 % con las exigencias sanitarias impuestas por el Gobierno. Los hoteles son los que más complicado lo tendrán a partir de ahora».

«Si ves las calles de Santiago ahora, no tienen nada que ver con lo que serían en condiciones normales. Además, este mes sería muy importante en nuestra facturación, por los festivos que hay. Son fechas claves en las cuentas de resultados», describe antes de analizar las consecuencias: «Será muy difícil que se retome la inercia que llevábamos antes de la pandemia, incluso aunque las aerolíneas retomen su actividad. Se han caído miles de reservas. Y nuestra temporada termina en octubre».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Encarando la fase 2 con mucho tiento