Renfe empieza el año con mal pie

Falta de maquinistas, problemas en los cambiadores por el frío, retrasos por cruces y repostajes, arrollamientos de objetos... Y solo en los cinco primeros días del 2021

Un tren circulando por el viaducto de O Eixo, cerca de Santiago
Un tren circulando por el viaducto de O Eixo, cerca de Santiago

redacción / la voz

Sin necesidad de que caigan grandes nevadas, la operación de trenes en Galicia ha empezado el 2021 como terminó el 2020: con múltiples incidencias que causan retrasos o incluso el transbordo de los viajeros al eterno competidor del tren: el autobús. Algunas son más relevantes que otras -las hay muy leves que apenas suponen varios minutos de retraso-, y a menudo la responsabilidad no es de Renfe, sino del ADIF, encargado de la gestión de la infraestructura. En los cinco primeros días del año ninguno estuvo exento de incidencias. Los días 3 y 4 fueron los más problemáticos, con decenas de sucesos.

1-1-2021

Arrollamiento de objetos y falta de maquinista. El nuevo año comenzó con el arrollamiento de un obstáculo en la vía por parte de un tren en Ourense, sin que hubiera viajeros afectados y con un retraso testimonial de 12 minutos. Ese mismo día se producen daños en un tren de mercancías arenero por el arrollamiento de piedras en la vía, así como la espera por la falta de un maquinista en un servicio matinal entre Ourense y Santiago en el que apenas había viajeros, tal vez por ser Año Nuevo. La situación obliga a contratar un transbordo en autobús.

2-1-2021

Espera por maquinista. En Ourense, un convoy de la línea Vigo-Ourense-Ponferrada se retrasa 11 minutos por la espera del maquinista que debía conducir ese tren y que llegaba como viajero en otro que llegaba con retraso, lo que obligó a demorar la salida.

3-1-2021

Alteración de cruces y transbordo de viajeros. En la misma línea, pero al día siguiente, se produce un retraso similar por un problema de alteración de los cruces con otros trenes. La espera por el paso del otro convoy causa una demora de unos 12 minutos, un retraso que puede considerarse testimonial comparado con otras situaciones. Ese mismo día, también en Ourense, se produce un transbordo de 64 viajeros a otro tren por avería. Este día comienzan los problemas en el cambiador de ancho de Pedralba por culpa de las bajas temperaturas. Las revisiones de los ejes de los maquinistas causan retrasos de 17 y 28 minutos en los Alvia que unen Galicia con Madrid.

4-1-2021

Corte de línea por caída de árbol. La línea ferroviaria Ferrol-Lugo tuvo que ser cortada por la caída de un árbol entre las estaciones de Betanzos-Infesta y O Burgo-Santiago, lo que afectó a tres trenes. En dos de ellos hubo transbordos a autobuses y en un tercero los viajeros fueron ubicados en otro tren. Continúan los problemas en el cambiador de Pedralba, con cuatro trenes afectados por retrasos de hasta 30 minutos. Un tren en Lugo no puede salir de la estación por avería y los viajeros hacen parte del trayecto en autobús, lo que provoca más de una hora de retraso.

5-1-2021

Retraso por repostaje en Chamartín. Un Alvia que debía salir de Madrid-Chamartín en dirección a Lugo parte con una demora de 53 minutos porque debe repostar. La maniobra se debe a que estos trenes están muy exigidos, pues se están utilizando también en la conexión con Asturias para evitar posibles problemas con la nieve en la catenaria. Finalmente el retraso fue de 32 minutos. Esta sobreexplotación de los Alvia implica que apenas puedan pasar por el taller, por lo que tienen que repostar cuando tienen un hueco. En situaciones normales suelen repostar en Galicia.

La conexión con el País Vasco a través de enlaces se recupera el lunes

Como ya anunció hace unos días, Renfe recuperará el lunes la conexión de Galicia con el País Vasco (Bilbao e Irún, vía Logroño), que fue suspendida por la pandemia. No obstante, frente a la conexión directa anulada, Renfe abre nuevos destinos y combinaciones de viaje. Para ello, se utilizará un nuevo Alvia que sustituye al Intercity y que conectará Barcelona con Salamanca y Galicia, con paradas en Vitoria y Pamplona. El tiempo de viaje del nuevo servicio entre Galicia y País Vasco recortará entre 30 y 48 minutos el viaje.

En Burgos, se unirá a la rama del Alvia que circula entre Galicia y Barcelona. En sentido contrario, el Alvia Barcelona-Salamanca también circulará hasta Burgos unido al Alvia Barcelona-Galicia. Renfe ha reorganizado los servicios transversales tomando como eje troncal el Alvia que conecta Galicia (A Coruña y Vigo) con Castilla y León (León, Palencia y Burgos), Aragón y Cataluña.

Desde Galicia, se prestará el servicio a través de los siguientes enlaces: Galicia-Castilla y León-Irún, con enlace en Vitoria.

Galicia-Castilla y León-Logroño y Bilbao, con enlace en Miranda de Ebro. Renfe destacó que los precios de los billetes para servicios con enlace se verán reducidos entre un 5 y un 18 % respecto a las tarifas que se aplicaban en los servicios suspendidos.

La red ferroviaria convencional suma una media de 750 incidencias al año

pablo gonzález
Operarios trabajando en el socavón de Frieira, en la línea del Miño, hace dos semanas
Operarios trabajando en el socavón de Frieira, en la línea del Miño, hace dos semanas

La línea del Miño y del norte, y Ferrol-A Coruña-Lugo son las más afectadas

La línea Ferrol-Betanzos-A Coruña-Lugo volvió a estar cortada ayer por la caída de un árbol. Hace unos días, en esa misma línea descarrilaba un tren -sin daños personales- debido a un desprendimiento. Semanas antes, un socavón cerca de A Coruña volvió a interrumpir la circulación en esa misma línea, y otro más grave mantuvo cortada una semana la vía entre Ourense y Vigo, una línea del Miño que volvió a cerrarse al tráfico poco después por la caída de otro árbol.

Todas estas circunstancias reflejan el efecto del mal tiempo sobre la red ferroviaria convencional gallega, pero también su deficiente mantenimiento en los últimos años, lo que ha llevado a que desde el 2013 la media de incidencias con efectos sobre la circulación de trenes ascienda a 750 al año. El último ejercicio con registros oficiales es el 2017, precisamente el año con más sucesos, un total de 825. No todas las incidencias llevan aparejada el corte de la vía, pero todas suponen retrasos en las circulaciones de trenes. Las líneas más afectadas son: León-Monforte-Ourense-Vigo; Ferrol-A Coruña-Lugo-Monforte; y la línea de ancho métrico entre Ferrol y Ribadeo (antigua Feve).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Renfe empieza el año con mal pie