El ADIF iniciará en marzo las pruebas en el último tramo del AVE gallego

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Balasto y traviesas desplegadas, así como algún poste de catenaria, en Vilar de Barrios, en el tramo del AVE entre Pedralba y Ourense
Balasto y traviesas desplegadas, así como algún poste de catenaria, en Vilar de Barrios, en el tramo del AVE entre Pedralba y Ourense MIGUEL VILLAR

Da una fecha aproximada por primera vez y admite un retraso de al menos tres meses

29 dic 2019 . Actualizado a las 18:55 h.

A tan solo tres días de que finalice el plazo oficial para terminar las obras en el último tramo del AVE, el que une Pedralba (Zamora) con Ourense, el ADIF acaba de reconocer que no podrá cumplir plazo oficial de terminar las obras antes de que finalice este año, tal y como estaba comprometido. En un artículo en este periódico de la presidenta del ADIF, Isabel Pardo de Vera, se fija por primera vez un plazo para terminar los trabajos, que es marzo del próximo año, fecha en la que se iniciarían las primeras pruebas en el tramo Pedralba-Taboadela-Ourense, el que sería el último tramo de la línea de alta velocidad a Galicia si se exceptúa la variante de Ourense, que todavía no ha sido licitada.

La única prevención de la ingeniera gallega que es la máxima responsable del administrador ferroviario es que los trabajos no se vean afectados por las inclemencias meteorológicas, que complicaron los trabajos en los últimos días, especialmente en lo que respecta a la electrificación. «Si no nos acosan demasiados frentes meteorológicos que no podemos controlar, estas pruebas empezarán en marzo», aclaraba la presidenta del ADIF en su artículo.

Para esa fecha se espera que esté concluido el despliegue de la vía, los elementos de electrificación, así como buena parte de los dispositivos de seguridad y señalización, que llevará más tiempo ajustar, pues es una de las misiones más complejas en la puesta en servicio de una línea de alta velocidad. Parece que el trabajo a tres turnos, día y noche, ha empezado a dar sus frutos y a clarificar el horizonte de finalización de las obras, después de los retrasos acumulados en la puesta en marcha de las bases de montaje de vía en Meamán y A Mezquita, en Ourense. En su artículo, la presidenta del ADIF recuerda que la línea se pondrá en servicio con el sistema ERTMS nivel 2, «el sistema europeo de señalización y telecomunicaciones más avanzado, que aporta máxima seguridad, máxima velocidad, máxima capacidad de la infraestructura y máxima fiabilidad».