AVE a Galicia, de todos y para todos

OPINIÓN

VÍTOR MEJUTO

28 dic 2019 . Actualizado a las 12:17 h.

Estamos viviendo un momento histórico en Galicia, la finalización de las obras y llegada del AVE, un paso determinante en la senda de una sociedad hiperconectada. La movilidad es un derecho, y en ADIF afrontamos esta fase final con la satisfacción de poner, sí, por fin, al servicio de los ciudadanos una infraestructura de referencia internacional, la excelencia en la ingeniería se devuelve al servicio de quien nos debemos, las más avanzadas tecnologías para la máxima seguridad, hacia la sostenibilidad del territorio que atravesamos, con las soluciones medioambientales más punteras que minimizan el impacto de este tesoro que estamos obligados a preservar.

Hemos esperado mucho, es verdad. Para los que conocemos los avatares de este proyecto sería sencillo seguir convirtiendo esta infraestructura histórica en un eterno juego de tronos, ahondando en las injerencias e incidencias de toda índole que se han producido. Pero no es momento de lamentos, ni de visiones catastrofistas sobre un proyecto que ya es una realidad; toca reconocer y apoyar a los equipos técnicos y a las empresas, volcados en llegar por fin al final del túnel, como los 126 kilómetros horadados en nuestras montañas, en este más que alargado periplo. Puede ser que los técnicos tengamos que hacer un esfuerzo mayor en explicar lo que la ingeniería pone al servicio de la gente, y cómo puede mejorar su vida, como los profesionales de la salud.

Este período, créanme es apasionante, ya no hay barreras de ninguna índole para terminar el AVE a Galicia; este proyecto es parte de todos y para todos, y transformará nuestra tierra.