El Ayuntamiento, condenado a pagar 1,6 millones por la obra del Parrote

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

A CORUÑA

CESAR QUIAN

El anterior gobierno local rechazó abonar su parte de la reforma al Puerto

27 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Ayuntamiento tendrá que pagar a la Autoridad Portuaria más de 1,6 millones por la obras de urbanización de la superficie del Parrote. Así lo ha dictaminado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que en una sentencia emitida el 19 de octubre confirma en todos sus puntos una anterior del Contencioso, que obligaba a María Pita a pagar esa cantidad al Puerto, y desestima el recurso que había presentado el Ayuntamiento. La Administración local tendrá que abonar además mil euros en costas.

La sentencia del TSXG todavía puede ser recurrida en casación ante el Supremo, pero las posibilidades de que esa vía prospere son casi nulas, según fuentes jurídicas. Ya se consideraba muy poco probable que el recurso ante el tribunal autonómico tuviese éxito, dada la contundencia de la sentencia del Contencioso.

El conflicto judicial se originó a raíz de la decisión del anterior gobierno local, de la Marea Atlántica, de no pagar la aportación municipal para la reurbanización del paseo del Parrote.

Esa obra formaba parte del proyecto de reforma integral de esa zona y de la Marina, que incluyó el soterramiento del tráfico privado y la construcción de un amplio espacio peatonal de 52.000 metros cuadrados de superficie.

Los trabajos pudieron iniciarse gracias a un convenio de colaboración firmado entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria en el 2012, que fue ampliado en el 2013 y el 2014. El plan también contó con el respaldo de la Xunta, que pagó otras partes del proyecto como la construcción del vial subterráneo de la Marina.

A pesar de que la reforma se puso en marcha a instancias del Ayuntamiento, que encargó la remodelación al Puerto, y de que los trabajos se llevaron a cabo, el anterior gobierno local, aduciendo varios motivos, decidió no pagar ni los 1,6 millones de la superficie del Parrote ni otros 3,2 por la reurbanización de la Marina.

A la vista de la negativa, la Autoridad Portuaria fue al juzgado. La primera sentencia, del Contencioso número 4 de A Coruña, le dio la razón. Recordaba por una parte que el consistorio «asumió la obligación de financiar las obras de urbanización de la zona del Parrote con una aportación económica en forma de subvención». Afirmaba que el incumplimiento de ese compromiso supondría un «enriquecimiento ilícito» del Ayuntamiento. 

Meras opiniones personales

Además, el tribunal rechazó los argumentos presentados por la anterior asesoría jurídica para justificar el impago. Ese organismo aducía que un acta de la comisión de seguimiento de los trabajos era «oscura y alejada del principio de transparencia», según la sentencia. «Tal apreciación [añadía la sentencia] no deja de ser una opinión muy personal de la asesora, que carece de cualificación para enjuiciar la documentación técnica de la obra».