El Puerto de A Coruña advierte que sin tren a Langosteira no podrá abrir los muelles a la ciudad

Losada reclama que se reactive el diálogo y pide a la sociedad civil que se involucre


A Coruña

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, confirmó este martes que los muelles urbanos continuarán cerrados a los ciudadanos mientras no se construya el enlace ferroviario hasta el puerto exterior, que permitirá el traslado de todas las instalaciones industriales de la dársena a punta Langosteira.

Losada reivindicó el papel de la institución que preside en el futuro de la ciudad: «El Puerto ha cumplido, ha ejecutado la obra, la ha pagado y se ha endeudado. Falta que otros cumplan lo que pactaron en su día», dijo en referencia a los acuerdos y protocolos firmados para financiar esa obra y la construcción del tren.

Además, insistió en que la conexión ferroviaria es un problema «de todos», e hizo un llamamiento a la «sociedad civil» para que se movilice con el fin de darle solución porque «sin el tren no se pueden liberar los terrenos del puerto interior», cuya incorporación al espacio público supondrá la mayor expansión urbana de A Coruña en décadas.

El presidente del Puerto no reivindicó el cumplimiento de los acuerdos del 2004 de forma estricta. Esos acuerdos, que permitieron la construcción de Langosteira, preveían que la obra se pagase mediante la urbanización de los muelles interiores. Esa previsión ha sido rechazada por la práctica totalidad de los partidos, que consideran que Langosteira y sus instalaciones deben ser financiadas por otra vía, sin hipotecar la expansión de la ciudad.

Losada sí reclamó que el Gobierno, y en concreto el Ministerio de Fomento, se posicionen sobre el protocolo firmado en el 2018 para garantizar la titularidad pública de los muelles y construir el ferrocarril al puerto exterior. 

El protocolo del 2018 y su futuro

Aquel acuerdo, recordó, fue rubricado por la Autoridad Portuaria, Puertos del Estado, la Xunta y el Ministerio de Fomento, entonces dirigido por Íñigo de la Serna (PP). El documento preveía que Puertos del Estado y el ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) financiasen el tren a punta Langosteira, mientras que la Xunta aportaría 20 millones de euros para garantizar la titularidad pública de los terrenos de La Solana y los muelles de Batería y Calvo Sotelo.

Losada reclamó a los actuales titulares de Fomento, que han negado «validez jurídica» al protocolo, que aclaren su posición sobre el documento: «Ya antes de la pandemia estábamos en un limbo acerca de la posición del Gobierno», recordó. De la misma manera, preguntado por los llamamientos del ADIF a la colaboración para resolver el problema del puerto exterior coruñés, el presidente afirmó que ADIF «puede ofrecer colaboración pero no se ha manifestado». Afirmó que la Autoridad Portuaria lleva «dos años tratando de tener una reunión con ADIF, a través de Puertos del Estado, para tratar este tema, y por ahora no se ha sustanciado. La colaboración es bueno demostrarla sentándose en una mesa», sentenció.

El presidente subrayó ademas que, «debido al endeudamiento» del Puerto coruñés, que afronta el pago los más de 750 millones de euros que ha costado la obra de Langosteira, no es posible que esa institución haga frente al coste de la obra del enlace ferroviario pero, más allá del protocolo del 2018, se mostró dispuesto que se busquen nuevas vías de financiación. Señaló, por ejemplo, que los fondos de reconstrucción de la Unión Europea pueden ser una «oportunidad magnífica», para pagar la obra del tren.

Durante el último año, tanto la Xunta como el Gobierno central han planteado la posibilidad de que la infraestructura se financie a través de los fondos europeos del programa Conectar Europa o de las mencionadas ayudas a la reconstrucción tras la pandemia del coronavirus. Por el momento no se ha confirmado que se vaya a recurrir a alguna de esas vías.

La entidad reclama a Rey su papel en el futuro urbano de la dársena interior

Losada también confirmó su «sorpresa» por haberse enterado a través de la prensa del convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Universidade da Coruña para planear el futuro de los muelles interiores. El presidente del Puerto señaló que la alcaldesa le llamó «20 días después» de la firma, cuando «ya había recibido la información por los medios», explicó Enrique Losada.

El presidente del Puerto añadió que manifestó a la alcaldesa su «sorpresa», porque entiende que un convenio de ese tipo debe contar «desde su primera fase» con la Autoridad Portuaria, que es «propietaria de los terrenos», y con otras Administraciones. 

La alcaldesa llama al diálogo

Po su parte, la alcaldesa hizo ayer un llamamiento al diálogo para desbloquear el futuro de la fachada marítima. Rey recordó que la solución pasa en parte por la condonación de la deuda, que ya ha sido solicitada al antiguo Ministerio de Fomento. La regidora calificó de «urgente y necesario» terminar el tren a punta Langosteira «que es una demanda histórica de la ciudad de A Coruña y, a partir de ahí, trabajar todas las Administraciones» para la futura desafectación de los muelles.

Por su parte, el BNG reclamó que los futuros muelles urbanos tengan «uso productivo e cidadán» con las conexiones de transporte necesarias. Para el Bloque, resolver el problema del tren es urgente, pero también lo es diseñar el futuro de las actuales instalaciones portuarias.

Finalmente, la Marea Atlántica reclamó tanto la condonación de la deuda como la financiación del ferrocarril. La Marea recordó que Langosteira es una infraestructura de «interés general para el Estado» y exigió que se actúe en consecuencia.

El Gobierno ignora desde 2015 la exigencia de dar solución a la deuda de Langosteira

Xosé Gago

La condonación del débito en Valencia desencadena una reacción unánime frente al «agravio»

El Gobierno central lleva cinco años haciendo oídos sordos a las reclamaciones de A Coruña para que se dé una solución al problema de la deuda de las obras de punta Langosteira, que asciende a 300 millones y, de acuerdo a los convenios del 2004, se pagará con la urbanización de los antiguos muelles, situados en pleno centro de la ciudad. La situación contrasta con la de Valencia, donde el Ejecutivo del PSOE condonará este año la deuda de 350 millones del Consorcio Valencia 2007, la entidad que financió la reforma de ese puerto para acoger la Copa América.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Puerto de A Coruña advierte que sin tren a Langosteira no podrá abrir los muelles a la ciudad