Roy Price

Aronofsky y su factor genético

«Madre!» puede ser una ocurrencia audiovisual o puede ser una genialidad. Dependerá de si su director te cae bien o mal