Ñoquis con salsa de tomates cherry y albahaca

Si quieres empezar a preparar tu propia pasta, estas bolitas de patata son una opción, aparte de rica, bastante sencilla. Si le sabes encontrar un buen acompañante el plato es de diez

Raciones4

En casa no solemos hacer ñoquis con frecuencia. Entre otras cosas porque habitualmente nos olvidamos de ir a alguna feria o agricultor local a por las patatas. Y esta es precisamente la primera clave para preparar este tipo de pasta. Las patatas deben ser harinosas y muy sabrosas. Como recientemente las conseguimos de una persona que las cultiva en su casa de campo, fue así como se nos ocurrió preparar estos gnocchi con salsa de cherrys y albahaca, todo un clásico italiano. 

Otro punto a tener en cuenta: hay que usar patata vieja o, en su defecto, las que tienen la monda roja o violeta. Las demás es mejor dejarlas para otra preparación. Por último, es muy importante preparar las patatas al horno. Hay recetas que cuecen las patatas con la piel para evitar que cojan humedad, pero algo siempre absorben. Para que nos salga una receta perfecta las queremos bien secas. Así podremos trabajarlas mucho mejor luego.

En cuanto a las salsas, esta que os traigo hoy es muy típica en Italia, pero los ñoquis aceptan multitud de acompañamientos. Es muy habitual prepararlos al pesto, con marisco, de calabaza o con gorgonzola. Estas y otras salsas y tipos de pasta las podéis ver en mi web

Ingredientes
1 kg de patatas viejas
250 gr. de harina de poca fuerza
140 gr. de parmesano ya rallado
140 gr. de mantequilla pura sin sal, a temperatura ambiente
2 yemas a temperatura ambiente
Sal y nuez moscada al gusto
300 gr. de tomates cherry
Un diente de ajo sin pelar
Aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. Coloca cada patata sobre una cama de sal gorda y envuélvelas individualmente en papel de aluminio. Hornéalas durante 45 minutos a 195ºC.

  2. En una olla o sartén grande vierte un poco de aceite de oliva y los tomatitos, aplastando algunos para crear una salsa.

  3. Añade un diente de ajo en camisa (con la piel) y hojas de albahaca a tu gusto. Cocina todo a fuego bajo durante 20 minutos. 

  4. A continuación abre el horno, retira el papel, y con mucho cuidado pela las patatas y aplástalas con un prensa patatas.

  5. A continuación, solo usando las manos, mézclalas con las yemas, el queso parmesano, la harina, la mantequilla, sal y pimienta. Forma una bola y divídela en varios trozos.

  6. Con cada uno forma cilindros de 1,5 cm de diámetro, corta trocitos de 2 cm y pasa cada uno por el riga gnocchi. Aunque si no tienes también puede valerte un tenedor

  7. Coloca los ñoquis en una bandeja con harina para que se sequen bien. Cuando hayas terminado con todos, pon agua a hervir con abundante sal y cuécelos. Estarán listos cuando hayan subido a la superficie (un par de minutos).

  8. Con la ayuda de una espumadera, para evitar que se rompan, pásalos a la olla con la salsa y mezcla con cuidado. Sirve y añade más parmesano ya rallado por encima y albahaca. 

Autor Carlota Fariña es una coruñesa experta en márketing y redes sociales de empresas vinculadas al sector de la alimentación. Plasma su pasión por la fotografía culinaria y los viajes en su blog cuoredipane.con y en su cuenta de Instagram @carlotafarina
Votación
21 votos
Comentarios

Ñoquis con salsa de tomates cherry y albahaca