La Policía Autonómica detiene en Maceda a un ganadero como presunto incendiario

La intervención coincide con otra jornada en la que se registraron numerosos siniestros en la provincia La detención de un presunto incendiario en Maceda aportó ayer la nota diferenciadora para la crónica del fuego. Ourense sigue ardiendo. En la Xunta, aún admitiendo la evidenciam, restan importancia a los efectos de esta oleada, pero las cifras aportadas por otras fuentes, entre las que se incluyen técnicos y personal dedicado a labores de extinción, son escalofriantes. Sólo en montes de Verea, entre Calvos, Bangueses y Cexo, el fuego arrasó alrededor de 2.000 hectáreas, que son más de mil en el municipio de Baltar. La situación, según la valoración que hace el sindicato CC OO, está totalmente fuera de control.

La vigilancia de un helicóptero permite detener a un incendiario en Cortegada

Una patrulla de la Policía Autonómica apresó a un vecino de Gomesende como supuesto autor del fuego Las muchas horas de vuelo del helicóptero de vigilancia de la Policía Autonómica, con base en Toén, han facilitado este fin de semana la detención de otro presunto incendiario. Esta vez fue en Cortegada. Los agentes observaron su proceder, el aparato tomó tierra y los agentes lo apresaron in fraganti.

Sandiás y Baltar sufrieron ayer los efectos de sendos incendios forestales

Un fuego a última hora de la tarde rondó el colegio público del barrio de Covadonga La preocupación por el alcance de los incendios forestales en las inmediaciones de viviendas llegó ayer a Cabeanca, Mende y Covadonga, sin que, en ninguno de los dos casos, el fuego llegase a afectar a edificio alguno. Los bomberos de la ciudad desplazaron, en cada caso, sendas unidades. Otros fuegos de considerables dimensiones afectaron a diferentes montes de los municipios de Sandiás y Baltar, donde incluso intervinieron helicópteros procedentes de Pontevedra.