Las 48 horas que pusieron contra las cuerdas la coalición PSOE-Podemos

francisco espiñeira / fran balado REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Nadia Calviño y Pedro Sánchez, durante un pleno en el Congreso de los Diputados
Nadia Calviño y Pedro Sánchez, durante un pleno en el Congreso de los Diputados Emilio Naranjo | EFE

El pacto con Bildu para derogar la reforma laboral enfada a socios, barones y ministros de Pedro Sánchez

24 may 2020 . Actualizado a las 10:56 h.

En apenas cinco meses, el bipartito de PSOE y Unidas Podemos ha sufrido algunas tensiones que han puesto en duda la solidez de la coalición. Los ataques de Pablo Iglesias a varios ministros -Nadia Calviño, María Jesús Montero, José Luis Escrivá, Teresa Ribera o Juan Carlos Campo pueden dar cuenta de ello- fueron siempre neutralizados por Pedro Sánchez.

La pandemia ha complicado la hoja de ruta del Gobierno bipartito, que vivió sus horas más tensas el miércoles y el jueves. La aprobación de la quinta prórroga del estado de alarma ha abierto una brecha de desconfianza entre los socios que se ha convertido en una gran bronca política.

El último episodio arranca el pasado sábado a mediodía. Pedro Sánchez anuncia que su plan es alargar el estado de alarma entre cuatro y seis semanas para no tener que volver a pasar por el calvario de negociar cada 15 días.