Sanidad se reunirá esta tarde con las comunidades para estudiar el plan de desescalada

El Gobierno insiste en que cada nuevo paso para avanzar en este proceso será emprendido con «prudencia y cautela»

Reparto de mascarillas en el centro de Vigo
Reparto de mascarillas en el centro de Vigo

Madrid | La Voz

«Prudencia y cautela». Fueron las dos palabras más repetidas por la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario celebrado este viernes en el que se aprobó el real decreto que prorroga el estado de alarma hasta el 9 de mayo tras el visto bueno del Congreso.

La prudencia y la cautela que, afirmaron, estarán presentes a lo largo de todo el proceso de desecalada del confinamiento que comenzará este domingo con el permiso de los niños de hasta 14 años para dar paseos de una hora, acompañados de un adulto y sin alejarse más de un kilómetro de sus domicilios.

Esta misma tarde Illa mantendrá una «reunión monográfica» con la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, a la que Sánchez le ha encargado el diseño de la hoja de ruta. También participarán los expertos que cada comunidad autónoma tiene designados sobre este proceso de desescalada en el que el Ejecutivo central tendrá siempre la última palabra. Moncloa «escuchará las sugerencias», dijo el responsable de Sanidad, pero reiteró que se llevará a cabo «bajo la dirección del Gobierno».

Comparecencia para informar sobre la decisiones del Consejo de Ministros El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunió este viernes su Consejo de Ministros para hacer efectiva la tercera prórroga

Illa planteará cuatro grandes marcadores para «fijar el marco» de esa desescalada que tendrá distintas velocidades en cada zona. Corresponden a las siguientes áreas: capacidades asistenciales, criterios de vigilancia epidemiológica, mecanismos de identificación precoz y medidas de protección colectiva para evitar nuevos contagios. Estos cuatro indicadores determinarán los ritmos en los que cada provincia, comarca o ayuntamiento pueda emprender ese regreso a la «nueva normalidad».

Tras la apertura de este domingo con el permiso a los niños, el titular de Sanidad no se atrevió a avanzar cuál será el siguiente paso. «No estoy en condiciones de anticipar ni nuevos colectivos ni nuevos sectores que se beneficiarán de medidas de alivio. Iremos tomando decisiones con muchísima prudencia y cautela», insitió. Tampoco se aventuró a hacer ningún pronóstico sobre si Madrid será la última en relajar las medidas de confinamiento, ni tampoco sobre si se podrán realizar las elecciones en el País Vasco el próximo julio, como pretenden el lendakari, Íñigo Urkullu, un camino que podría seguir Feijoo para reconvocar los comicios aplazados en Galicia por culpa del coronavirus y hacerlos coincidir con los vascos, com estaba previsto, aunque de momento, el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, no se ha pronunciado al respecto. «Ojalá se puedan celebrar las elecciones en el País Vasco y en Galicia lo antes posible», deseó Illa.

La prudencia y la cautela sirvió incluso para justificar los bandazos del Gobierno a la hora de anunciar el permiso para pasear de los niños de hasta 14 años, que en unas horas pasó de estar acotado para acompañar a los adultos al supermercados al que finalmente entrará en vigor a las 09.00 de este domingo. «Este es un Gobierno cauteloso y prudente, pero que también sabe escuchar», afirmó la ministra portavoz, admitiendo que en esta ocasión las críticas de la opinión pública se impusieron al criterio de los expertos epidemiológicos.

Respecto al estudio de seroprevalencia que el Gobierno tenía pensado comenzar al inicio de esta semana, Illa aseguró que, finalmente, arrancará en algunas comunidades autónomas a partir de este lunes, pero no ofreció explicaicones por este retraso sobre la fecha prevista. 

La desescalada que propone Galicia: deporte individual, venta de coches, mercadillos y citas previas en comercios

Feijoo elude hablar de la nueva fecha de las elecciones y pide prudencia porque la decisión dependerá del estado de alarma y de la evolución de la pandemia, cuestiones que no están en sus manos

Juan Capeáns

La Xunta de Galicia no va a esperar a tener los resultados del estudio epidemiológico iniciado este jueves para presentar propuestas de desescalada a Pedro Sánchez. Feijoo, avalado por los comités clínicos que están asesorando al Sergas, considera que en la comunidad gallega se pueden adelantar algunas decisiones, como por ejemplo distinguir las restricciones que pueda haber en las ciudades y en municipios con alta incidencia y en el ámbito rural, mucho más disperso y con menos casos. Además, espera que se tengan en cuenta criterios de edad y la posibilidad de reducir la movilidad entre zonas y subzonas con mayor o menor afectación.

De forma más concreta, la Xunta va a reclamar la apertura de los talleres de coches y de los concesionarios, incluso con cita previa. «Se queremos fabricar coches antes temos que vendelos», justificó Feijoo. De este sector viven en Galicia 25.000 familias. Esta misma medida puede ampliarse, según el Sergas, a otros comercios, haciendo limitaciones precisas de circulación y aforos, o también con cita previa. En este punto hizo mención Feijoo a las pequeñas superficies, que serían las primeras en ir recuperando la normalidad.

;
El plan de desescalada que plantea la Xunta Deporte de forma individual, venta de coches, mercadillos y citas previas en comercios

También pensando en la reactivación económica, la Xunta ha trasladado la demanda «unánime» del sector de la construcción para que las empresas y autónomos puedan continuar con las rehabilitaciones en edificios habitados, que quedaron suspendidas tras la Semana Santa, así como que se reabran los mercados de alimentación al aire libre.

En el ámbito social, el presidente gallego propondrá el levantamiento de restricciones para practicar deportes y actividades físicas de forma individual y sin que comporten contactos, una circunstancia que, recordó, otros países europeos nunca prohibieron. Incluiría desde correr, ir en bicicleta o pescar, inicialmente dentro de un tramo horario concreto. «Isto é imprescindible vendo o que están a facer outros país, o precisamos para unha volta a nova normalidade dos sectores económicos», argumentó el presidente antes de remarcar que cualquier iniciativa que se tome debe tener carácter dinámico y reversible en el caso de que se produzcan rebrotes.

Medidas del Consello da Xunta

El Consello da Xunta analizó estas propuestas, pero también aprobó otras cuestiones relativas en exclusiva a la pandemia. Así, la Consellería de Vivenda aprobó ampliar al mes de mayor la decisión de asumir todo el importe del bono de alquiler social, del que se beneficien familias desfavorecidas. A nivel de funcionamiento interno, el Gobierno gallego también ha decidido reactivar prácticamente todos los procedimientos administrativos que quedaron bloqueados tras el estado de alarma. De esta forma se retoman trámites urbanísticos que afectan a 40 concellos, y se consideran esencial un total de 802 procedimientos que suponen el pago a proveedores de 721 millones de euros. Esto significa que la Xunta tendrá en marcha más de un 90 % de los pagos previstos durante el ejercicio, al margen de salarios y otros capítulos. Por su parte, la Consellería de Economía trasladó a la reunión la propuesta de avalar ante los bancos a los trabajadores afectados por un ERTE que todavía no percibieron ninguna cantidad del Estado. Serán 750 euros el primer mes, y otros tantos el siguiente si el empleado sigue sin cobrar. Además, Política Social ha dado orden de adelantar cinco días el cobro de la renta de integración social (Risga), una prestación que reciben en Galicia 10.000 personas, con una media de 550 euros. El departamento que dirige Fabiola García también va a repartir entre las residencias de mayores, centros de menores y centros para discapacitados 400 dispositivos móviles para facilitar las comunicaciones entre los residentes y las familias, así como para facilitar las conexiones educativas. 

Mascarillas gratis para los más desfavorecidos

En lo que se refiere a material sanitario, la Xunta hizo una nueva compra del material sanitario que está teniendo más demanda durante la crisis, por lo que ya suma 23 millones de euros en adquisiciones. Las mascarillas vuelven a ser uno de los objetivos, entre otras cuestiones para responder a otra decisión del Gobierno autonómico, que consiste en poner a disposición de los gallegos con menos recursos (personas sin prestaciones, pensionistas por debajo de los 18.000 euros...) de un pack de tres mascarillas quirúrgicas como primera ayuda para responder a la recomendación de uso generalizado. Esos dos millones de unidades que incorporarán unas instrucciones de uso llegarán a 700.000 persoas. 

Aprovechando la mención a este elemento de protección, Feijoo volvió a reclamar que el IVA de las mascarillas se rebaje para los compradores, o bien al mínimo, un 4 %, o que desaparezca esta carga mientras dure la pandemia. Además, recordó la necesidad de un protoco de utilización a nivel España y que se explore la extensión de las lavables y reutilizables. 

Nueva fecha de elecciones

El presidente Feijoo trató de evitar con poco éxito que la nueva fecha electoral acaparase las preguntas de los medios de comunicación tras exponer las medidas del Consello. El anuncio realizado por el lendakari Urkullu, que sugiere votar en el País Vasco en julio, obligaba al líder popular a una valoración que no lo movió de anteriores posiciones: es un tema que sigue sin estar en la agenda de la Xunta y que, además, depende de dos cuestiones: el estado de alarma y la evolución de la pandemia, ambas ajenas a su voluntad. Con todo, reconoció que la convocatoria hay que hacerla por mandato estatutario y que ha hablado con el presidente vasco en los últimos días, aunque puntualizó que las conversaciones tenían más que ver con cuestiones relacionadas con la respuesta sanitaria de ambos gobiernos, muy coincidente, según Feijoo. «Non quero insistir neste asunto porque non ten recorrido», insistió antes de recordar que el acuerdo de suspensión del 5 de abril incluía una consulta previa del presidente con las fuerzas gallegas.

El estudio epidemiológico arranca en Galicia a marchas forzadas

La Voz

El personal de atención primaria cuestiona la improvisación

La maquinaria para la realización de una tanda inicial de 50.925 pruebas en Galicia, a fin de elaborar el estudio de seroprevalencia del coronavirus, ya está en marcha. Arrancó con las primeras citas telefónicas, y algunos de los convocados ya tuvieron oportunidad de realizar el test. Pero será a partir de este viernes cuando se cuenten por cientos los exámenes y se vayan incorporando todos los ambulatorios y los espacios habilitados a tal efecto.

Esa adaptación no siempre ha sido sencilla. Luis Fransi, médico del centro de salud de Lérez, en Pontevedra, confirma que en este dispensario las pruebas se practicarán «a la entrada, al menos de momento. Esto lo han hecho de una forma tan improvisada que ha sido imposible preparar nada como dios manda». En A Ponte, Ourense, estaban a la espera de recibir un contenedor para evitar, en la medida de lo posible, la circulación por el interior del recinto.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sanidad se reunirá esta tarde con las comunidades para estudiar el plan de desescalada