Galicia sufre un brote de sarampión originado por un caso de Rumanía

Se han detectado 16 infectados, 10 en Pontevedra y 6 Ferrol, y todos están relacionados


Vigo / la voz

No todos los problemas de salud pública tienen que ver con el coronavirus. El sarampión, la enfermedad vírica más contagiosa, ha vuelto a causar estragos. Galicia vive en este momento el mayor brote de sarampión de las dos últimas décadas. Ya se han registrado trece contagios y hay otros tres que están pendientes de confirmación en el Centro Nacional de Microbiología, en Madrid.

De momento, afecta a las áreas de Pontevedra y Ferrol, con diez y seis casos, respectivamente, sumando los que están pendientes de confirmación. «Son dos focos, pero se trata del mismo brote», confirma oficialmente la Consellería de Sanidade. En algunas áreas se ha lanzado alertas a los pediatras para que estén pendientes. La vacuna del sarampión se introduce en la triple vírica, que se pone a los niños de doce meses y que tiene una segunda dosis para los tres años. Es la única manera de protegerse y la enfermedad no tiene tratamiento.

Según explican fuentes sanitarias, el brote se descubrió por el contagio de una niña de origen rumano que estaba de paso en Pontevedra. A principios de enero empezó con el exantema (los granos rojos) tan característico del sarampión. Las alertas se dispararon. El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa y es de declaración obligatoria. Cuando un médico sospecha que un paciente la tiene, lanza una alerta a Saúde Pública.

El aviso permitió dar con el primer paciente, que es un hombre de 33 años que había llegado a Pontevedra procedente de Rumanía. En todo el año pasado, este país informó oficialmente de 1.706 contagios, aunque el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) advirtió en un informe oficial que creía que los datos rumanos estaban subestimados. Ese primer paciente había ido el último día del año pasado al médico en Pontevedra con ronchas, pero no se le hizo la prueba del sarampión. De manera que se movió libremente, portando y diseminando el virus.

El 17 de enero se difundió una alerta en el área sanitaria de Pontevedra, según un informe del brote al que ha tenido acceso La Voz. En ese momento, la niña rumana seguía siendo el único caso diagnosticado. La alerta, dice el informe de Saúde Pública enviado a profesionales, «non conseguiu o seu obxectivo». Se refiere a que tres nuevos casos se notificaron «con retraso».

De hecho, el primer paciente solo fue diagnosticado en laboratorio el 5 de febrero y se llegó a él como contacto de la niña. Se considera que la contagió a ella y al menos a otro. Durante el mes de enero y a principios de febrero fueron llegando los siguientes contagiados en el área de Pontevedra. El tercero fue un hombre de 40 años un municipio próximo que coincidió con el primer paciente en un mercado. Y esto explica mucho del sarampión, porque se trata de la enfermedad más contagiosa. Se calcula que cada persona infectada puede transmitirle la enfermedad hasta a otras 18 -el nuevo coronavirus está entre dos y tres, y la gripe estacional, en una y media-, a través de la tos, estornudos o contactos cercanos. 

El salto a Ferrol

El brote acabó extendiéndose a Ferrol. El 11 de febrero se notificó allí el primer caso de esa área. Es una niña de trece años no vacunada, también de origen rumano. La investigación ha concluido que estaban relacionados.

La vacunación es la única arma que existe contra el sarampión, una enfermedad que ha vuelto a cobrar nuevos bríos a pesar de que estaba prácticamente erradicada y que existe un plan mundial para su eliminación. Un estudio de la Organización Mundial de la Salud dice que en el 2017 murieron 110.000 personas por esta enfermedad en todo el planeta. Es cierto que hay más fallecidos en los lugares con sistemas sanitarios más precarios; pero también los hay en el resto. El año pasado se registraron diez muertes en Europa -cinco en personas mayores de veinte años- por esta enfermedad infecciosa. En todo el continente se notificaron 13.207 casos y no hubo ni un solo país cuyo registro quedase a cero. Ha habido brotes en todos. En España, 292 casos.

En Galicia, este siglo ha habido tres brotes. El peor fue en el 2011, en Lugo. Surgió después del viaje de un hombre de 30 años a Sicilia. Acabaron registrándose siete infectados. El otro fue el año pasado, en Ourense, donde se notificaron tres casos. En el resto del siglo ha habido casos a cuentagotas, no brotes, y casi siempre importados.

Población protegida en Galicia: 98,3 %

Gallegos con anticuerpos (por la vacuna o por haberla sufrido), según la encuesta gallega de seroprevalencia del 2013

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Galicia sufre un brote de sarampión originado por un caso de Rumanía