Hora de regular la inteligencia artificial

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

FUJITSU

Google alerta de las consecuencias negativas de la tecnología, desde falsificaciones a usos nefastos del reconocimiento facial. La UE invertirá 20.000 millones en IA hasta el año 2027

27 ene 2020 . Actualizado a las 21:05 h.

La inteligencia artificial (IA) es una de las áreas tecnológicas que tendrán más evolución en el 2020. Según un informe de la consultora Altia, «la adopción de la IA por parte de la industria es un must, y las administraciones públicas impulsarán el desarrollo de la misma en sus regiones para no quedarse tecnológica y económicamente atrasadas» respecto a potencias como China o EE. UU. La UE prevé invertir anualmente 20.000 millones de euros hasta el 2027 para el desarrollo de la inteligencia artificial.

De acuerdo con dicho estudio, las claves que se deberán impulsar en esta área en los próximos años son dos: la inclusión de la IA en el sistema educativo y la capacitación de profesionales en técnicas necesarias para implementar estas tecnologías, incluyendo la formación a capas directivas; y la puesta a disposición de universidades e industria TIC del big data por parte de las administraciones, permitiendo así el desarrollo de nuevos servicios (sanitarios, energéticos, transporte...). «Sin (big) datos no hay deep IA», señalan los expertos. 

Precisamente, el presidente de Google y su matriz Alphabet, Sundar Pichai, expresó esta semana la necesidad de regular la inteligencia artificial. «Las empresas no pueden simplemente crear nuevas tecnologías y dejar que las fuerzas del mercado decidan cómo utilizarlas», afirmó. Pichai se refirió a tres ejemplos concretos de cómo su compañía está aprovechando el potencial de la IA. La revista Nature ha publicado una investigación que muestra que un modelo de inteligencia artificial puede ayudar a los médicos a detectar con mayor precisión el cáncer de mama en las mamografías; Google usa la IA para hacer pronósticos de lluvia inmediatos e hiperlocales de manera más rápida y precisa que con los modelos existentes, como parte de un conjunto más amplio de herramientas para combatir el cambio climático; y el grupo Lufthansa está trabajando con la división cloud de la empresa del buscador para probar el uso de la IA para reducir los retrasos en los vuelos.