Los científicos equiparan los nutrientes del pescado de granja con el salvaje

Los beneficios de la proteína marina, eje de la conferencia sobre el futuro de la pesca


vigo / la voz

La creciente amenaza del cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o la obesidad infantil sirvieron de punto de partida a la conferencia internacional sobre el futuro de la pesca que, organizada por la Cooperativa de Armadores de Vigo, puso ayer el acento en los aspectos saludables del consumo de pescado y su papel en la prevención de las citadas enfermedades.

Con dicho motivo reunió a un puñado de expertos que coincidieron en la necesidad de incluir la nutrición entre las asignaturas obligatorias desde edades tempranas, siguiendo el ejemplo no solo de Japón, sino de algunos países europeos como Suecia, Noruega o Dinamarca. «Es un tema de voluntad política porque lo que sobran son evidencias para hacerlo», defendió Ángel Gil. El catedrático de bioquímica y biología molecular de la Universidad de Granada y director del grupo de investigación de excelencia de la Junta de Andalucía de bioquímica nutricional, subrayó los beneficios del consumo habitual de pescado.

El científico eliminó cualquier duda sobre posibles diferencias cualitativas entre el pescado extractivo y el de piscifactoría. Aseguró que los nutrientes del segundo son perfectamente equiparables a los del primero siempre y cuando la alimentación de los peces de granja sea la adecuada.

Otra de las ponentes, la doctora e investigadora Rosaura Leis, coordinadora de la unidad de nutrición pediátrica del Clínico de Santiago, centró su intervención en el papel de los estilos de vida adecuados en la promoción de la salud a corto, medio y largo plazo, esto es, «de qué manera la dieta marca de qué vamos a enfermar y de qué morimos», dijo.

Hizo hincapié en el papel fundamental que juega el pescado en la mujer durante la gestación. «Deja una huella metabólica que va a condicionar las futuras enfermedades del hijo», aseguró para, a continuación, añadir que la alimentación de los 1.000 primeros días de un niño es determinante. Lamentó que España esté a la cabeza, junto a otros países del sur de Europa, en sobrepeso infantil en el continente. «Indica que estamos abandonando nuestros hábitos alimenticios tradicionales», sostuvo. De ahí la importancia de atender la demanda de los armadores vigueses, que apoyan otras entidades y organizaciones científicas, de convertir la nutrición en asignatura obligatoria desde primaria. «En el desarrollo del niño son muy importantes las tres pes: padres, profesores y pediatras», concluyó.

Completaron el panel de conferenciantes Edel Elvevoll y Mariette Gerber. La primera, doctora en ingeniería química y profesora en ciencias de la alimentación en la Universidad Ártica de Noruega, es miembro del comité científico para la seguridad alimentaria y forma parte del grupo de expertos para la consulta mixta FAO-OMS sobre beneficios y riesgos del consumo de pescado. Dejó claro que los primeros (aportación de omega 3, selenio, yodo...) siempre son más importantes que los segundos (presencia de mercurio en peces grandes).

Finalmente, la francesa Mariette Gerber, experta de la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria, que ha desarrollado trabajos sobre cáncer y consumo de pescado, dejó claro que si bien el cáncer es una enfermedad que no se debe a un único factor, «la inclusión de pescado en la dieta, junto a los vegetales, es clave en la prevención». Los beneficios de cambiar carne por pescado son especialmente evidentes en los tumores de colón y pecho, dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los científicos equiparan los nutrientes del pescado de granja con el salvaje