Así puede ahorrar un gallego 1.000 euros al año en la cesta de la compra

Las diferencias de precios entre supermercados son abismales en la comunidad. Te contamos dónde puedes hacer la compra más económica en tu ciudad; aunque en cualquier caso los gallegos están de enhorabuena, pues la nuestra es la comunidad donde es más barato llenar la nevera


Tenía clara su posición estratégica Pablo Iglesias cuando en el 2014, justo después de arañar 5 escaños en las Elecciones Europeas, afirmó en un programa de televisión que sus gustos sencillos pasaban por alguno de los supermercados Alcampo, donde compraba sus camisas. Ese guiño a la clase trabajadora iba con tino. Incluso ahora que todo ha cambiado.

Pese a la extrema revolución que han sufrido los canales de compra tradicionales, la OCU revela que Alcampo se mantiene como la cadena de distribución que, con puntos de venta en prácticamente todas las ciudades del país, tiene los productos más baratos (el de Coia, en Vigo es el más barato del país). De hecho, el coste anual de la cesta de una familia gallega con dos hijos será de 4.522 euros frente a los 5.378 euros que supondría llenar la cesta con productos de El Corte Inglés. Esto si solo se pone el foco en cadenas que tengan punto de venta en Galicia, pero si ampliamos las miras a España, lo cierto es que entre el supermercado más barato y el más caro hay una diferencia de 3.000 euros. La cadena Dani, de Garanada, es la más barata, con una cesta media anual de 4.269 euros. El más caro es el Sánchez Romero, en Madrid: sus clientes se gastan 7.286 euros de media en hacer la compra.

Suben los precios

Según los últimos datos de la OCU, además, en el 2018 se encarecieron prácticamente todos los productos frescos. Se llevó la palma el calabacín, cuyo precio se disparó un 26 %. Le siguieron la merluza (20 %(, las sardinas (19 %), las manzanas Golden (18 %) y la sepia limpia (18 %). El coste de las patatas, sin embargo, se redujo un 20 %. Estos datos no son nada alentadores ya que en buena medida, los productos que hacen que se eleve el precio de la cesta de la compra son básicos dentro de la dieta mediterránea. Aún así, España es el país más barato de la Europa Occidental para hacer la compra, según informó Eurostat en el 2017. Se encuentra 7,6 puntos por debajo de la media comunitaria. Solo Croacia, Eslovaquia, Letonia, Estonia, Hungría, República Checa, Lituania, Bulgaria, Rumanía y Polonia tienen los precios más bajos que en los supermercados españoles.

Volviendo a la OCU, dentro del análisis de los 1.178 supermercados analizados en 64 ciudades, se pueden extraer datos interesantes para los consumidores gallegos. Aunque el estudio no recoge información de Santiago ni de Ferrol, sí informa de cuáles son las cadenas más baratas del resto de ciudades gallegas. 

  • A Coruña: Alcampo 
  • Lugo: Mercadona
  • Ourense: Carrefour
  • Pontevedra: Carrefour
  • Vigo: Alcampo

Esto en lo que a tiendas físicas se refiere. Sin embargo, la organización que habla en voz de los consumidores también ha analizado canales de venta on-line. En este caso es la cadena Mercadona la que se lleva la palma. Le sigue de cerca, eso sí, la web de Alcampo.

Estos son los productos de marca blanca preferidos de los gallegos

Laura G. del Valle

Hasta hace años eran productos denostados por los sibaritas, pero ahora pocos hacen ascos al guacamole de Mercadona o la leche BIO Carrefour. Te contamos los secretos de los superventas de marca blanca

Han conseguido lo imposible en apenas quince años: pasar del estereotipo de producto destinado a bolsillos ajustados a formar parte de una cesta de la compra inteligente. La estrategia de márketing fue buena. Pero ayudaron a cambiar la mentalidad de esa ciudadanía prejuiciosa una serie de acontecimientos que iban de la mano del devenir de los primeros lustros del siglo XXI. La necesidad de ajustar el presupuesto destinado a alimentación acuciado por el azote de la crisis económica llevó a muchos a quitarse la venda de los ojos ante productos que carecían de una estética atractiva pero que, en su mayoría, cumplían las expectativas. La sustitución progresiva de marcas blancas por marcas de distribuidor, aquellas que adquieren los valores que la enseña del gigante tiene detrás, hizo el resto.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Así puede ahorrar un gallego 1.000 euros al año en la cesta de la compra