Así puede ahorrar un gallego 1.000 euros al año en la cesta de la compra

SABE BIEN

CAPOTILLO

Las diferencias de precios entre supermercados son abismales en la comunidad. Te contamos dónde puedes hacer la compra más económica en tu ciudad; aunque en cualquier caso los gallegos están de enhorabuena, pues la nuestra es la comunidad donde es más barato llenar la nevera

26 sep 2019 . Actualizado a las 12:33 h.

Tenía clara su posición estratégica Pablo Iglesias cuando en el 2014, justo después de arañar 5 escaños en las Elecciones Europeas, afirmó en un programa de televisión que sus gustos sencillos pasaban por alguno de los supermercados Alcampo, donde compraba sus camisas. Ese guiño a la clase trabajadora iba con tino. Incluso ahora que todo ha cambiado.

Pese a la extrema revolución que han sufrido los canales de compra tradicionales, la OCU revela que Alcampo se mantiene como la cadena de distribución que, con puntos de venta en prácticamente todas las ciudades del país, tiene los productos más baratos (el de Coia, en Vigo es el más barato del país). De hecho, el coste anual de la cesta de una familia gallega con dos hijos será de 4.522 euros frente a los 5.378 euros que supondría llenar la cesta con productos de El Corte Inglés. Esto si solo se pone el foco en cadenas que tengan punto de venta en Galicia, pero si ampliamos las miras a España, lo cierto es que entre el supermercado más barato y el más caro hay una diferencia de 3.000 euros. La cadena Dani, de Garanada, es la más barata, con una cesta media anual de 4.269 euros. El más caro es el Sánchez Romero, en Madrid: sus clientes se gastan 7.286 euros de media en hacer la compra.

Suben los precios

Según los últimos datos de la OCU, además, en el 2018 se encarecieron prácticamente todos los productos frescos. Se llevó la palma el calabacín, cuyo precio se disparó un 26 %. Le siguieron la merluza (20 %(, las sardinas (19 %), las manzanas Golden (18 %) y la sepia limpia (18 %). El coste de las patatas, sin embargo, se redujo un 20 %. Estos datos no son nada alentadores ya que en buena medida, los productos que hacen que se eleve el precio de la cesta de la compra son básicos dentro de la dieta mediterránea. Aún así, España es el país más barato de la Europa Occidental para hacer la compra, según informó Eurostat en el 2017. Se encuentra 7,6 puntos por debajo de la media comunitaria. Solo Croacia, Eslovaquia, Letonia, Estonia, Hungría, República Checa, Lituania, Bulgaria, Rumanía y Polonia tienen los precios más bajos que en los supermercados españoles.