El pulpo, camino de su precio justo

El sector asegura que la cotización del cefalópodo, que en Conxemar se pagó a 17 euros el kilo, inicia la cuesta abajo


vigo / la voz

Si los pronósticos del sector son buenos, el preciado pulpo volverá a las cartas de muchos restaurantes de los que lleva meses desaparecido por su coste, inasequible para la mayoría de los bolsillos.

Productores y comercializadores consultados en Conxemar situaban este jueves el codiciado producto entre los 14,50 y 17 euros el kilo (un dato medio) en función del calibre. «Son precios todavía muy altos, pero la tendencia que se ve es ya de bajada. Desde luego, ya no va a subir más», apunta la responsable de la compañía gallega Rosa de los Vientos.

«Los pescadores nos dicen que ya se empiezan a ver bastantes bancos de alevines, y eso quiere decir que va a haber más producto», explica. Porque para buena parte de las firmas del sector la causa directa de la subida de precio del pulpo es la falta de producto. «La cuenta es muy clara: si no hay recurso, el precio se dispara. Lo que ha pasado es que la demanda de pulpo por parte de otros países, sobre todo asiáticos, se ha disparado, y a mayor demanda, mayor precio», aseguran desde Discefa, otra de las firmas gallegas referentes en el sector.

A la hora de buscar culpables de que el pulpo se haya subido a la parra hay quien apunta directamente a la relación comercial entre Japón y Marruecos, uno de los principales proveedores extranjeros de cefalópodo, junto con Mauritania.

«La demanda de pulpo de Japón ha crecido exponencialmente, y los japoneses acuden directamente a comprar a Marruecos. Ahí es donde se está cocinando uno de las principales motivos de la subida», apunta el responsable comercial de otra de las firmas de frío presentes en Conxemar.

A esta situación habría que sumar las circunstancias que han influido negativamente para la crianza y desarrollo del cefalópodo, que tiende a normalizarse, al menos en lo que a recursos se refiere.

Un mal año

«El 2018 ha sido un año malo en general para todo tipo de especies de cefalópodos», explican desde Canosa. El motivo es difícil de concretar, según fuentes de la organización Pesca Sostenible Certificada, presente también en Conxemar, que apuntan a circunstancias cíclicas ajenas al sistema de cuotas o a la sobreexplotación del recurso.

Hay consenso, pues, en que el coste del pulpo empezará a moderarse. De hecho, la bajada ya ha empezado a notarse, respecto a los 18 euros a los que se llegó a pagar el kilo en agosto.

¿Y cuándo empezará a sentir el consumidor el alivio en su bolsillo? La industria estima que aún tardará un poco. «Hay empresas que aún tienen bastante estocaje adquirido a precios altos, y mientras no se desprendan de todo ese producto el precio seguirá en esta línea, euro arriba, euro abajo», aclaran las empresas, que coinciden en poner fecha a la depreciación a partir de la próxima Navidad.

«En enero del 2019 arranca la nueva campaña del pulpo, y, si la materia prima abunda, como parece que es lo que está pasando, el impacto en la bajada de precios sí empezará a ser inmediato, aunque sin echar cohetes, porque la demanda sigue creciendo», asegura el sector.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Tags
Comentarios

El pulpo, camino de su precio justo