La Xunta rechaza eliminar sus peajes para no mermar educación y sanidad

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

Las dos autopistas de titularidad autonómica tienen fijada la eliminación de los peajes para el 2045, tras 50 años de concesión.
Las dos autopistas de titularidad autonómica tienen fijada la eliminación de los peajes para el 2045, tras 50 años de concesión. BASILIO BELLO

Las áreas de A Coruña y Vigo exigen su gratuidad, como en las demás vías autonómicas

23 ene 2019 . Actualizado a las 10:43 h.

Las dos autopistas autonómicas de Galicia (A Coruña-Carballo y Vigo-Baiona) seguirán siendo de pago, en principio, hasta el año 2045, cuando terminan sus concesiones. La Xunta, titular de ambas infraestructuras, descarta por completo eliminar los peajes de las dos autopistas, como han solicitado diversos alcaldes de las dos áreas metropolitanas y traslado el PSdeG a través del Parlamento al Gobierno autonómico. Entienden regidores y parlamentarios socialistas que los peajes de las dos autopistas discriminan a los vecinos de los municipios que las recorren frente a los de las siete autovías cuyas cuotas abona íntegramente a sus concesionarias la Xunta con el denominado peaje en sombra.

Frente a dichas reclamaciones la Consellería de Infraestruturas rechaza por motivos presupuestarios proceder al rescate de las dos concesiones. En respuesta al planteamiento del Grupo Parlamentario Socialista, el departamento que dirige Ethel Vázquez manifiesta que «o rescate a cargo dos Orzamentos da Xunta suporía desviar recursos destinados á cobertura de necesidades da comunidade autónoma».

Específicamente, Infraestruturas e Mobilidade advierte que levantar los peajes de la AG-55 y AG-57, con la consecuente indemnización a Autoestradas de Galicia (empresa del grupo Itínere, como lo es también Audasa), llevaría a recortar partidas «en materias básicas e prioritarias, tales como sanidade, educación ou servizos sociais», explica.