Transportistas gallegos preparan una protesta contra los peajes de la AP-9

Exigen a Fomento que aplique descuentos como los de las autopistas quebradas


vigo / la voz

El precio de los peajes de la AP-9 ha subido un 22,81 % para los transportistas en los últimos siete años, de tal forma que hacer el recorrido de ida y vuelta de Ferrol a Tui les cuesta ahora 94,20 euros. Diversas organizaciones del sector del transporte de Galicia consideran que esos precios y la situación que generan son «inasumibles» para el mantenimiento de sus empresas, y por eso han empezado a diseñar una protesta pública para exigir al Ministerio de Fomento que actúe ante la escalada de precios que en apenas dos ejercicios registró el principal vial gallego.

La Federación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Galicia y la Federación Galega de Transportes han llegado al convencimiento de que «é hora de facer algo máis» que advertir del coste de los peajes de la autopista gallega y lamentar sus subidas, señala el coordinador general de Fegatrans, Alberto Vila. «Aún estamos estudiando cómo hacer la protesta, dejando un día de utilizar la autopistas para circular todos los camiones por las carreteras convencionales, o algo por el estilo, pero exigimos al Ministerio de Fomento el mismo trato que da a los usuarios de las autopistas quebradas y rescatadas por la Administración», apunta el presidente de Fetram, Antonio Señarís.

En las nueve autopistas rescatadas y ubicadas en el área de Madrid, Cartagena y Alicante, los peajes han sido rebajados de media un 30 % desde el 15 de enero; los usuarios con dispositivo de telepeaje cuentan con una rebaja a mayores del 18 % para los turismos y del 10 % para los transportes pesados. Además, su uso es gratuito de las doce de la noche a las seis de la madrugada.

«En la AP-9 los transportistas no tenemos posibilidad de descuento alguno: ni obtenemos la rebaja del 25 % que se da a los conductores de utilitarios que hacen el mismo viaje de vuelta en el día, ni tenemos gratis el retorno entre Vigo y Pontevedra, como los demás automovilistas», recuerda Señarís.

«La AP-9 se ha convertido en moneda de cambio de sus sucesivos compradores, mientras se sitúa cada vez más arriba entre las más caras de España, aunque sus gestores mantienen que tras 39 años de concesión no está aún amortizado1 ni en un tercio de su coste», añade el presidente de Fetram. Vila advierte que son muchos los colectivos vinculados al transporte afectados por el encarecimiento de la AP-9, así como organizaciones territoriales, profesionales y vecinales que ya han manifestado su rechazo a las seis subidas registradas en el vial entre enero del 2018 y el arranque del 2019. «Audasa non perde nunca, porque se o Estado incentivase o uso da AP-9 a autopista tería máis usuarios, aínda que o pagaremos todos vía impostos», dice el coordinador de Fegatrans, que urge un debate sobre el mantenimiento de las carreteras y autopistas.

Ramón Alonso, presidente de la Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer), prefiere enmarcar el debate sobre la AP-9 «en uno más global que todo el sector en España mantiene con Fomento, porque hay mucho transportista nacional e internacional en Galicia».

2.000 camiones usan a diario el vial, cuyos precios llegan a 0,68 euros por kilómetro

La AP-9 no es una autopista en la que la presencia de los transportes pesados sea notable. Una media de 2.068 camiones utilizaron al día el vial el año pasado, según el Ministerio de Fomento. Representan el 8 % de los usuarios totales, mientras que llega al 17,4 % en la AP-2 (Zaragoza-Mediterráneo) o al 12,1 % en el caso de la AP-6 (Villalba-Adanero), por poner dos ejemplos.

Los representantes del sector del transporte en Galicia mantienen que son precisamente los precios de sus peajes los que impiden que el uso de la AP-9 sea más generalizado y estiman que ha dejado de ser útil al costar más sus tarifas que el combustible que emplean por recorrerla.

El precio por kilómetro para los camiones es de 0,2379 euros para todo su recorrido entre Ferrol y Tui, pero llega a 0,6833 entre Vigo y Rande, a 0,3818 entre Vigo y Pontevedra, 0,3688 entre Vigo y Tui y 0,3167 de A Coruña a Ferrol, sus tramos más caros.

Trucos para ahorrar en la autopista: entrar y salir en el peaje de Cabanas

ÁLVARO ALONSO

Los usuarios usan numerosas combinaciones para arañar unos euros a la AP-9

Después de tantos años de autopista y, sobre todo, de subidas en el peaje, los conductores han desarrollado fórmulas de todo tipo para arañar algún euro. Algunas, las más habituales, se basan en combinar tramos de carretera y de AP-9. Otras, sin embargo, nacen de una especie de limbos. Y es que, aunque Audasa, la concesionaria, es consciente, los usuarios los interpretan a su manera.

De esta manera, basta con sacar la calculadora. El trayecto de Ferrol a A Coruña, o viceversa, por autopista, cuesta 4,75 euros. Sin embargo, hay una forma, se podría decir que sencilla, de darle un mordisco a ese coste: desviarse en la salida de Cabanas, pasar el peaje, dar la vuelta en la rotonda, volverlo a pasar, y salir de nuevo a la AP-9. De esta manera, el ahorro es de 30 céntimos, el doble si se suman ida y vuelta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Transportistas gallegos preparan una protesta contra los peajes de la AP-9