Feijoo y Rey dan luz verde al Novo Chuac

Los convenios para construir el hospital y el centro de salud de Santa Lucía se firmarán este mes


A Coruña

Alberto Núñez Feijoo e Inés Rey alcanzaron ayer un «acordo definitivo» para construir el Novo Chuac. El hospital será el «maior investimento feito polo Goberno galego en 40 anos na cidade», más de 400 millones de euros, destacó el presidente de la Xunta tras una entrevista de más de tres horas con la alcaldesa de A Coruña, en la que se desbloquearon o se dieron pasos adelante en la práctica totalidad de los proyectos que ambas Administraciones comparten en la ciudad.

La más destacada es el Novo Chuac, la ampliación «en espello» del principal hospital coruñés, que al término de la reforma tendrá 225.000 metros cuadrados de superficie, el doble que ahora; además de un 55 % de habitaciones individuales y más de 2.600 plazas de aparcamiento, señaló el presidente del Gobierno gallego.

La obra del hospital es además una de las tres mejoras sociosanitarias de calado analizadas durante el encuentro. Rey y Feijoo también acordaron una solución para el centro de salud de Santa Lucía, esperado desde el 2015, y se comprometieron a seguir avanzando en la obra de la nueva residencia de mayores de Eirís.

En el caso de Santa Lucía, Feijoo señaló que el convenio que servirá de marco a la intervención se firmará «de inmediato». Añadió que la obra estará financiada por la Xunta, y el Concello se ocupará de la ejecución de los trabajos, de forma que la construcción del centro sanitario se pueda coordinar sin problemas con la reforma del mercado.

La residencia de mayores de Eirís, financiada por la Fundación Amancio Ortega, supondrá una inversión de 15 millones de euros y la creación de 140 puestos de trabajo y 150 plazas para usuarios, señaló Feijoo. La junta de gobierno local de A Coruña aprobará hoy el estudio de detalle necesario para su ejecución. El titular del Ejecutivo autonómico recordó que en la actualidad ya se están llevando a cabo las obras de demolición previas a la construcción del centro, y se mostró seguro de que la licencia municipal para ejecutar la obra se aprobará «de forma inmediata».

Además, el presidente del Gobierno gallego destacó otras inversiones de menor porte, aunque en total suman más de dos millones, para mejoras en la residencia de mayores Concepción Arenal, el centro de menores San José de Calasanz y el de atención pública a la discapacidad.

Pero la obra clave es la del Novo Chuac, que ambos señalaron no solo por su peso económico, sino por su importancia para el tejido sanitario a la vista del impacto de la pandemia del covid.

Recreación virtual del Novo Chuac
Recreación virtual del Novo Chuac

Más de 430 millones de euros

Núñez Feijoo apuntó a la importancia de la inversión cuando dijo que en la reunión con Rey se cerraron compromisos que sumaban 500 millones de euros, de los que 431 se destinarían a fines sociosanitarios, sin sumar la aportación que hará el Ayuntamiento para la obra del Novo Chuac.

El hospital absorberá más de 400 millones de ese total. Los trabajos, añadió Feijoo, empezarán en los próximos meses. En los presupuestos de la Xunta hay 19 millones de euros disponibles que se emplearán, entre otros proyectos, en poner en marcha la fase cero de las obras.

El plan de la Xunta es «poder iniciar o replanteo das obras [adjudicadas en diez millones de euros] a partir do 15 de xaneiro e poder, de forma inmediata, executalas cun prazo de 14 meses, co obxectivo de finalizar o primeiro edificio do novo Complexo Hospitalario Universitario da Coruña a principios do ano 2022».

Las obras de la fase cero se tendrían que haber iniciado en diciembre, pero el Ayuntamiento tenía pendiente otorgar la licencia correspondiente a la Xunta. Según explicó el Gobierno gallego, esas gestiones quedarán finalizadas en los próximos días.

Pero aún tiene más importancia el acuerdo alcanzado entre el presidente y la alcaldesa para firmar el convenio que servirá de marco al resto de la reforma. Rey mostró su convencimiento de que el pacto podrá firmarse este mismo mes, y Feijoo anunció que la rúbrica se celebrará en el palacio municipal de María Pita.

Un acuerdo muy esperado

El pacto, señaló el presidente de la Xunta, supone dar «luz verde definitiva» al plan para construir los accesos y a la consecución de los terrenos sobre los que se levantará el futuro centro hospitalario. Feijoo agradeció la «disponibilidad del Concello» y se mostró comprensivo por las dificultades para alcanzar el acuerdo, que estaba pendiente desde el pasado mayo, ya que se está pidiendo al consistorio «suelo, y suelo que no es barato» para la obra.

El presidente añadió que los terrenos serán facilitados por el Ayuntamiento, que tendrá que recurrir a la vía de la expropiación, que es la «única posible». Además, María Pita aportará las conexiones a los suministro y servicios básicos —agua, electricidad, recogida de residuos— y construirá los accesos al centro y urbanizará su entorno. La inversión municipal se ha estimado en 22,2 millones de euros. Si se supera esa cantidad, la Xunta se hará cargo del exceso. Por su parte, el Gobierno gallego aportará los ya mencionados más de 400 millones, que estarán recogidos en los acuerdos que permitirán la construcción del centro, tal y como reclamó el gobierno local coruñés durante la negociación, que se alargó más de medio año.

El resultado del acuerdo será la construcción de un «macrohospital», afirmó Núñez Feijoo, cuya construcción comenzará en los «próximos semestres», añadió.

El presidente señaló que la obra del Chuac pondrá fin al mapa de grandes infraestructuras sanitarias de Galicia y a la «renovación completa del Sergas».

El de A Coruña es el último hospital de las siete ciudades gallegas que aún no estaba renovado o tenía las obras encaminadas tras la construcción del Álvaro Cunqueiro en Vigo, el inicio de las obras en el de Ferrol, o el proyecto del Montecelo de Pontevedra pendiente solo de las ofertas de las empresas interesadas.

Feijoo destacó además la obra como un modo «necesario e xusto» de devolverle a los «excelentes profesionais [sanitarios]» su esfuerzo durante la pandemia, que obliga a seguir mejorando la infraestructura sanitaria. En una línea similar, Rey recordó el «ano durísimo en que a actualidade política e a xestión viñeron marcadas pola pandemia», que convirtió a la salud pública en uno de los «obxectivos prioritarios» de una reunión en la que «sentamos as bases do futuro sociosanitario da cidade».

Las críticas de la oposición

Tanto la Marea como el BNG salieron al paso de la reunión. Para los primeros, «a alcaldesa da Coruña e o presidente da Xunta amosaron hoxe, unha vez máis, o seu gusto polas fotos e a propaganda. Todo o anunciado se resume en que se van asinar uns cantos convenios. Convenios descoñecidos pola oposición en María Pita e a veciñanza». El Bloque, por su parte, afirmó que no ve «anuncios relevantes» y demandó transparencia en el acuerdo sobre el Chuac.

La alcaldesa y el presidente lucen su «óptima» interlocución más allá de la distancia ideológica

Alberto Núñez Feijoo destacó ayer que, salvo las ocasionales «dificultades» normales en los proyectos de «gran magnitud, como el del Novo Chuac, el nivel de interlocución con el Ayuntamiento es «óptimo», e insistió en que su Gobierno no maneja otra hipótesis en relación con A Coruña que no sea llegar «a acuerdos». Feijoo destacó que «desde que está alcaldesa tomó posesión» esa situación «se está produciendo». Dijo estar «muy satisfecho» del acuerdo del Novo Chuac, hasta el punto de que anunció que lo firmará en María Pita. Será su primera visita al palacio municipal desde antes del 2015. No fue el único elogio hacia Inés Rey, cuya gestión de la crisis del coronavirus consideró marcada por la «seriedad» y el «rigor».

La estabilidad del compromiso

La alcaldesa reforzó el mensaje. Subrayó que su principal objetivo es «acadar investimentos e mellorar a vida dos coruñeses», lo que deja en segundo plano las diferencias ideológicas. Rey recordó que uno de sus compromisos de mandato era recuperar las relaciones con otras administraciones tras los cuatro años de enfrentamiento casi continuo del anterior gobierno local, y dejó claro que el deshielo con la Xunta debe durar, porque habrá más reuniones futuras, adelantó.

El presidente y la alcaldesa retomaron así el clima de entendimiento que marcó su primer encuentro en verano del 2019, justo después de la toma de posesión de Rey, que parecía haberse oxidado con las tensiones surgidas durante el último año acerca del convenio sobre el Novo Chuac.

Las diferencias parecieron quedar ayer olvidadas, más aún por el compromiso de la Xunta de ser una «aliada» de A Coruña a la hora de cerrar el futuro del puerto. Como en el 2019, queda que los acuerdos se materialicen en el Novo Chuac, Santa Lucía, la intermodal y los demás proyectos.

¿Qué traerá de nuevo el Novo Chuac?

R.D. SEOANE
Carteles de la encuesta realizada para elaborar el plan funcional del Novo Chuac
Carteles de la encuesta realizada para elaborar el plan funcional del Novo Chuac

El futuro hospital proyecta incorporar servicios que no existen en la actualidad

Además de espacio, mucho espacio —más del doble del actual—, si se cumplen las previsiones cuando el Novo Chuac sea una realidad traerá consigo cambios importantes en la organización de la asistencia sanitaria. Y otras mejoras. Si la propuesta se mantiene y lleva a cabo, circular será más fácil por los nuevos y ampliados accesos, y aparcar también.

Pero dentro del hospital, el salto más sustancial vendrá acompañado de novedades, las de los servicios que, si el resultado final se ajusta al plan inicial, se pondrán en marcha. El futuro, a mayor o menor plazo, dirá si finalmente los ciudadanos disfrutarán de equipos y prestaciones que hoy no existen. Algunas de las promesas son:

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Feijoo y Rey dan luz verde al Novo Chuac