El derribo de la Virgen del Carmen abre paso a la residencia de Eirís

La Fundación Amancio Ortega destina 15 millones de euros al centro para mayores


a coruña / la voz

El futuro centro público de atención a mayores de A Coruña que se creará en Eirís con financiación de la Fundación Amancio Ortega comenzó recientemente a dar sus primeros pasos con los trabajos de demolición de la antigua escuela infantil Virgen del Carmen, espacio en el que se ubicará el nuevo equipamiento, que contará con una inversión de más de 15 millones de euros.

Trabajos

Demolición para crear un nuevo equipamiento. Las máquinas trabajan en el derribo de un inmueble completamente vallado en su perímetro, que ya carece de ventanas y en el que los operarios se afanan para echarlo abajo de modo que el terreno quede listo para levantar la nueva residencia. El Ayuntamiento concedió la licencia de demolición (para lo que hay un plazo de 6 meses) el pasado febrero y la ejecución de las obras comenzó hace un par de semanas, una vez finalizado el estado de alarma, cumpliéndose así los plazos iniciales indicados por la Xunta, que gestionará el centro. La actuación incluye el derribo de 20.000 metros cúbicos de volumen.

Ubicación

La parcela definitiva aporta mayor superficie. La residencia se levantará en una parcela que fue adquirida por el gobierno gallego por 2 millones de euros a la Fundación Hermanos Tenreiro, quien gestionaba la escuela Virgen del Carmen. Esta fue la decisión definitiva después de que en primer lugar se quisiera ubicar en un terreno cercano, en las inmediaciones del Chuac. Este espacio había sido cedido por el Ayuntamiento a la Administración autonómica y, finalmente, está previsto que se destine a la ampliación del hospital. El emplazamiento definitivo cuenta con 1.600 metros cuadrados más que el escogido en un primer momento, lo que permitirá ampliar algunos espacios como los destinados a las zonas verdes para los usuarios.

Fases

Ya redactado el proyecto básico de construcción. La demolición de la antigua escuela infantil será el primero de los pasos que deberán tener como resultado una residencia de mayores para la que «ya está redactado el proyecto básico, que define las características arquitectónicas del inmueble», explican fuentes de la Consellería de Política Social. En total serán más de 13.800 metros cuadrados los que ocupe el centro una vez que esté finalizado. Mientras tanto, la licencia de construcción fue solicitada al gobierno local hace un mes.

Instalaciones

Centenar y medio de plazas y de puestos de trabajo. Una vez que estén finalizados los trabajos y que esté en funcionamiento, la residencia contará con 150 plazas públicas y «tendrá un diseño y prestaciones que la situarán entre las mejores de Europa». En sus instalaciones, además de las habitaciones y diversas zonas comunes, habrá una unidad psicogeriátrica para el tratamiento específico de las personas con dolencias neurodegenerativas. El beneficio que supondrá para los usuarios de la residencia y sus familias no será el único que aporte este equipamiento, ya que la puesta en marcha de este lugar se traducirá en la creación de 144 nuevos puestos de trabajo.

Financiación

La Fundación Ortega invierte 90 millones en siete centros. La Fundación Amancio Ortega es la encargada de financiar y ejecutar el proyecto. Para ello, prevé invertir 15 millones de euros, una cantidad incluida en los presupuestos de la Xunta. El centro de A Coruña forma parte de las siete residencias que creará en las urbes gallegas con 90 millones.

Fabiola García: «Vai ser unha das mellores de Europa coa unidade psicoxeriátrica»

La Consellería de Política Social es la encargada de coordinar, junto con la Fundación Amancio Ortega, un proyecto sociosanitario que gestionará en el futuro y que está llamado a ser una referencia a nivel internacional.

«Estamos moi satisfeitos de que comezara a demolición para dar paso á nova residencia, que é moi importante e necesaria para as persoas maiores», destaca la conselleira de Política Social, Fabiola García, quien recuerda la «importante» inversión de la fundación. La estimación es que en un plazo de entre 18 y 20 meses pueda estar en funcionamiento, aunque esto dependerá de diversos aspectos como la concesión de la licencia de construcción.

Según la conselleira, este centro «vai ser unha das mellores residencias de Europa coa unidade psicoxeriátrica”, una “peculiaridade” que será punto en común de los siete centros que la fundación hará en A Coruña, Ourense, Lugo, Santiago, Pontevedra, Vigo y Ferrol. Además, dice que “construirase con primeirísimas calidades e será un referente a nivel estrutural».

En la ciudad hay dos residencias públicas, Torrente Ballester y Concepción Arenal (esta con gestión privada), y en Oleiros hay otra. Con el nuevo centro, se refuerza el cuidado de un colectivo especialmente afectado durante la pandemia. «Cada vez hai máis persoas que precisan dunha atención residencial cando non poden seguir vivindo soas ou ser atendidas en casa», detalla García, quien expone que «que mellor forma que darlle os mellores servizos a quenes fixeron todo por nós». Eirís, con esta residencia y el Novo Chuac, aspira a convertirse «nun punto de referencia sociosanitario».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El derribo de la Virgen del Carmen abre paso a la residencia de Eirís