El Chuac empieza a suspender las operaciones no urgentes

El hospital prepara áreas de expansión en las zonas de críticos y hospitalización y levanta en 48 horas un laboratorio para los test del COVID-19

Antón Fernández, director médico del Chuac
Antón Fernández, director médico del Chuac

A CORUÑA

La previsión de aumento de pacientes que necesiten hospitalización por el coronavirus ha llevado a la gerencia del Chuac a adoptar ya «medidas de reducción de la actividad quirúrgica programada», señaló este viernes Antón Fernández, director de procesos asistenciales del área sanitaria de A Coruña-Cee. El plan de contingencia. «como con los picos más altos de la gripe», indicó, incluye «reducir toda la cirugía no oncológica y no urgente, que nos requiere gran consumo de camas de posoperatorio», explicó el directivo. Se trata, en definitiva, de liberar espacios ante el previsible incremento de enfermos del COVID-19, que por ahora está contenido «pero se van a dar», señaló. 

Además, el complejo hospitalario prepara lo que denominó «áreas de expansión y plantas para acoger a estos pacientes», no solo en unidades de hospitalización convencionales, sino también en las unidades de cuidados intensivos dado que, siguiendo la evolución de zonas como Madrid, donde la epidemia se desató antes, se espera que «un porcentaje significativo ingresarán en críticos».

Aunque «es muy difícil dar una cifra» de las operaciones que será necesario suspender, Fernández señaló que actualmente en el complejo coruñés el 40 % de las intervenciones ya se realizan con cirugía mayor ambulatoria en el Hospital Abente y Lago, porcentaje que no se verá afectado. «Por ahora esta actividad se mantendrá», señaló, y confía en que el hospital pueda hacer frente a la realización de «más de la mitad del resto de las cirugías». Si las previsiones se cumplen, las suspensiones afectarían, de forma aproximada, a alrededor del 30 % de las operaciones que se realizan a diario en el conjunto del complejo sanitario y en ningún caso a aquellas urgentes, de gravedad, ni tampoco a las del programa de trasplantes

Inicialmente, el Chuac prevé seguir ingresando a los positivos que necesiten hospitalización convencional en la planta del servicio de Infecciosos, para lo que está contemplado duplicar camas. No obstante «ya tenemos planes para ocupar otras plantas, llegado el caso».

En la atención a los infectados que necesiten cuidados intensivos, «trataremos de agrupar en un área a todos los pacientes porque minimiza el movimiento de los profesionales, es más eficiente», explicó Fernández, y se trabaja también en la disposición de boxes «más cerrados, más aislados». Aunque depende de cómo progrese finalmente la epidemia, todo apunta a que se dedicará la uci situada en la quinta planta, contigua al área de Reanimación y que «llegado el momento y si fuese necesario, también se destinaría». 

PERSONAL AFECTADO

El director médico también reconoció que «son bastantes» los profesionales sanitarios que permanecen en sus domicilios en cuarentena y bajo vigilancia médica por su contacto con personas de riesgo, que por ahora no han dado positivo, y «algunos, pocos», en los que ya se ha confirmado el contagio. No obstante,recalcó que todas las ausencias «se están cubriendo, excepto la de algún facultativo, por sus especiales características, no hay sustitutos, pero el resto está cubierto» y «problemas de personal, por ahora, no tenemos», insistió. 

Además, Antón Fernández apuntó que «las personas, mayoritariamente, se infectan de algo que no es es el coronavirus» y de forma especial recalcó que «la recomendación más importante para la población es el aislamiento social, esa es la clavel; si vamos a conseguir algo es mitigar o reducir la transmisión, y para eso hay que quedarse en casa». En esta línea, apeló a la responsabilidad personal y, de forma directa, hizo un llamamiento a los colectivos de menos riesgo como los jóvenes para cumplir las recomendaciones porque «son copartícipes, pueden no sufrir ellos mismos consecuencias graves, pero sí ser transmisores al resto de su familia y de la sociedad». «La recomendación básica es quedarse en casa y, de salir, hay que evitar aglomeraciones: de nada sirve no ir a clase y bajar al bar a ver con otros 25 a ver el fútbol o sacar a los niños al parque con otros, mejor llévalos a la playa y que no estén en grupo», concluyó. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Chuac empieza a suspender las operaciones no urgentes