«Hay que leer mucho antes de pintar»

Roberto Fernández Alonso, pintor desde siempre y empleado de banca jubilado, proyecta desde su retiro de Sada exponer en Santiago una representación pictórica que, según dice, no se ha hecho hasta ahora: la llegada a Compostela de los restos del Apóstol