Suspenden temporalmente la búsqueda del hombre desaparecido en Navia de Suarna

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ
José Luis, de 52 años, desaparecido en Navia
José Luis, de 52 años, desaparecido en Navia

La familia de José Luis, de 52 años, no tiene noticias suyas desde al menos el día 30 de abril

09 may 2021 . Actualizado a las 19:08 h.

La búsqueda del hombre desaparecido hace 10 días en Navia de Suarna está temporalmente paralizada. Se trata de un hombre de 52 años, José Luis, natural de la parroquia de Moia. La familia no tiene noticias suyas desde el viernes 30 de abril, pero se sospecha que podría haber desaparecido incluso antes. La familia hace un llamamiento a quien pueda saber algo de su paradero y facilita dos teléfonos: 663 165 191 o 982 161 103.

Este domingo la búsqueda estuvo paralizada, ya que las autoridades no pudieron comenzar la investigación utilizando al equipo de perros especializados en estas misiones debido al mal tiempo. Por lo tanto, se tendrá que esperar para retomar la búsqueda, al menos, hasta este lunes. El perímetro de la indagación se ha ampliado de nuevo, pero siguen sin tenerse noticias del lucense. Por el momento, subrayó la Guardia Civil, «todas las hipótesis están abiertas».

El desaparecido, un vecino de 52 años, vive solo en la aldea de Ventosa y un vecino también alertó el sábado por la tarde de que «no lo veía desde hacía un día», y que además tenía el coche en el garaje al lado de casa. El hombre lo llamaba y no contestaba y «la vivienda estaba cerrada». 

«No había nada, allí estaban las llaves del coche, el móvil y la cartera y entonces empezamos a buscar por ahí, por la aldea y no vimos nada», explica el regidor de Navia de Suarna, Pepe Fernández. Los efectivos desplazados iniciaron una búsqueda por el entorno del pueblo, por pistas y carreteras, puesto que el hombre «solía andar bastante, caminaba con frecuencia».

El desaparecido no tiene hermanos y solo tiene «familiares en segundo grado», y hay testimonios que aseguran que fue visto en el municipio el viernes a mediodía. El hombre está «retirado», trabajó durante «muchos años en Barcelona» y padece una «esquizofrenia de la que está siendo tratado desde hace mucho tiempo», por lo que «llevaba una vida normal y ordenada».