Galicia y la competitividad regional

El estudio de esta variable es determinante para poder identificar y poner en marcha aquellas políticas necesarias para fomentar el desarrollo económico de un territorio. En el caso de Galicia, el último informe de la UE la sitúa en el puesto 197 de las 363 regiones europeas, cediendo 16 posiciones respecto al ránking del 2016. La eficiencia del mercado de trabajo y el déficit en el apartado de la innovación son los dos factores que habrían influido de forma más decisiva en este deterioro.