Seis rutas para empezar bien el año

Hacer ejercicio es uno de los recurrentes propósitos de cada inicio de año. Empezar por caminar puede ser una buena opción. Para ello hemos seleccionado seis rutas que combinan la belleza natural con la fascinación de los oficios perdidos


1. Camino natural de los arrieros

O CARBALLIÑO

Entre riachuelos ocultos, robles centenarios y bosques de ribera discurre este itinerario circular de 15 km, antiguo camino real del medievo utilizado por los arrieros locales que transportaban y vendían los vinos de la zona. La ruta comienza en Fonteantiga y cuenta con la señalización de la red de Caminos Naturales. La ruta consta de un bucle principal de 9 km y seis ramales a partir de Covelo. Todos ellos transitan por zonas de serena y enigmática belleza, callado testimonio de lo que allí fue la vida rural en otro tiempo. 

2. Ruta de la fábrica de la luz

PARADA DO SIL

Fue una de las primeras infraestructuras hidroeléctricas construidas en Galicia, hoy convertida en albergue. De ella parten dos rutas circulares (de 16,5 y 5 km) que remontan el cañón del río Mao por un tramo de pasarelas de madera, entre naturaleza salvaje y bosques autóctonos, hasta alcanzar el puente medieval de Conceliñas y las tumbas antropomorfas de San Vitor de Barxacova, antes de emprender el descenso.

3. Ruta de la fábrica de curtidos

ALLARIZ

La vieja y monumental fábrica de curtidos, hoy rehabilitada como museo y restaurante, junto al río Arnoia, es el punto final de una ruta de 17,5 km que parte del convento de Santa Clara, en la parte alta de la villa. El recorrido discurre por zonas calificadas como Reserva de la Biosfera: O Canelar, San Salvador dos Penedos, Penamá y O Briñal, antes de regresar al casco urbano.

4. Ruta de las fábricas de papel

LOUSAME

Fueron construidas en el s. XIX a orillas de los ríos San Xusto y Vilacoba. Hoy la naturaleza se ha adueñado de nuevo del espacio y de las fábricas solo quedan los esqueletos de su pétrea arquitectura, cubiertos de hiedra y musgo. Eso sí, conservan toda la magia y fascinación de los lugares abandonados. El sendero arranca en el parque de San Mamede y remonta el río entre papeleras, cascadas, canales y molinos, conformando un singular sistema de aprovechamiento ecológico del agua.

5. Ruta del contrabando

NOGUEIRA DE RAMUÍN

Un antiguo refugio de contrabandistas da nombre a esta preciosa ruta circular de 15,5 km, que discurre por el corazón de la Ribeira Sacra. El recorrido se inicia en Penalba, entre viñedos, junto al serpenteante Miño. Poco a poco asciende por el bosque entre sombrías sendas y verdes muros hasta llegar a los miradores da Moura y de Pedra Longa, desde donde se divisan espectaculares vistas del cañón del Sil. De regreso se van encadenando bosques y molinos hasta alcanzar la alvariza en la que se guarecían, antaño, los contrabandistas de la zona.

6. Ruta de los ferroviarios

ORDES - SANTIAGO

El área recreativa habilitada en el entorno de la señorial estación de ferrocarril de A Pontraga (Ordes), construida por el arquitecto Ramón Cortázar de Urruzola, es el punto de partida de una plácida caminata de más de 20 kilómetros a lo largo de la antigua vía de tren hasta alcanzar la antigua estación de ferrocarril de A Sionlla, en Santiago. En septiembre del 2020 se firmó un convenio por el que este sendero se prolongará en dirección norte hasta Cerceda, convirtiéndose en una vía verde con una longitud de 36,5 kilómetros. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Seis rutas para empezar bien el año