El Sergas cierra uno de sus frentes al llegar a un acuerdo exprés con Povisa

Asume gastos del hospital a cambio de pagarle menos y reconocerle deudas


Vigo

El Servizo Galego de Saúde y el Hospital Povisa han llegado a un acuerdo para mejorar el concierto por el que el hospital privado atiende a un máximo de 139.000 personas del área de Vigo. Según explica el Sergas en un comunicado, el acuerdo se concreta en varias medidas y «permitirá continuar traballando en facer máis eficiente a execución do concerto e manter as condicións de seguridade e calidade da asistencia sanitaria». Povisa podrá levantar ya el preconcurso de acreedores que solicitó el 28 de septiembre, según confirma un portavoz del hospital. El 28 de diciembre la entrada en concurso se iba a hacer obligatoria.

Se trata de un acuerdo que contempla varias medidas. Entre otras, una reducción de la cápita, que es el dinero que cobra Povisa por cada uno de los pacientes que tiene asignados. Hasta ahora eran 540 euros y pasarán a ser 504,79, porque el Sergas asume fármacos que hasta ahora no pagaba, como los de alto impacto y los de pacientes no ingresados.

Las valoraciones son distintas. El Sergas asegura que el acuerdo «recolle o interese do Sergas e Povisa en atopar as solucións que poidan permitir manter o nivel de emprego de Povisa existente en todas as especialidades e servizos».

El hospital solo dice que «las modificaciones acordadas al concierto constituyen un compromiso de mínimos que reduce el desequilibro estructural entre los ingresos y los gastos generados por la actividad realizada por Povisa para el Sergas, aunque seguirá siendo deficitaria, incluso contando con los ingresos de la actividad privada». Asegura que mantendrá déficit  pero que lo acepta «como un ejercicio de responsabilidad con los trabajadores y usuarios del hospital». Advierte también que tendrá que tomar «medidas internas de reducción de gastos.

Medicación de alto impacto

El Sergas pagará los medicamentos más caros. Ha reconocido una deuda de 9,6 millones de euros, que al principio no consideraba que tuviese que pagar. Aunque el Sergas no entra en cifras, sí dice que someterá al Consello Consultivo «as alegacións feitas por parte de Povisa como solución para a parte pendente de tramitación». El hospital del grupo Nosa Terra elevaba esa deuda hasta 15 millones.

Medicamentos ambulatorios

El Sergas suministrará la medicación que reciben los pacientes que no están ingresados y que tienen que tratarse dentro del hospital. Son los tratamientos ambulatorios, que el Sergas asumió desde el comienzo de la negociación que tenía que pagarlos, porque disparaban la factura que pagaba Povisa aunque el hospital no ingresaba más. Este hospital tendrá que implantar programas y sistemas que existen en los hospitales públicos, así como ajustarse a sus guías de farmacia.

Plan de lista de espera

En los hospitales gallegos se hacen peonadas, dentro del llamado Programa Especial para la Reducción de la Lista de Espera (Perle). El Sergas incluyó a Povisa en ese programa, que básicamente consiste en dar más dinero para que opere más. Le dio medio millón de euros en plena negociación. Ahora, además, le permitirá operar a gente que esté en lista de espera en los hospitales públicos de Vigo y hacer pruebas complementarios a enfermos del programa de cribado del cancer de colon.

Facturaciones cruzadas

Más allá de los 139.000 pacientes (ahora son 137.000), Povisa atiende a enfermos del Sergas y el Chuvi atiende a enfermos de Povisa. Cada parte le cobra a otra por estas asistencias. Ocurre si por ejemplo un enfermo está ingresado en Povisa y necesita un marcapasos: se envía al Cunqueiro y se le pone, y Povisa lo paga. Para procesos cruzados de este tipo se pondrá un límite, ya que el hospital privado decía que perdía dinero. También habrá límites para las unidades de referencia de Povisa, como quemados, cirugía de la mano o maxilofacial.

Pagos

Se cambiará el sistema de pagos. Hasta ahora, Povisa cobraba el 90 % de lo que le correspondía cada mes, y al cabo de cuatro meses se regularizaba. Ahora será el 100 %, lo que puede eliminar tensiones de tesorería, y seguirá habiendo regularizaciones.

Residentes

Povisa pagaba las plazas de los residentes que formaba. Ahora el Sergas pagará sus tres primeros años. El curso restante (dos en algunas especialidades) lo abonará el hospital privado.

Povisa y Sergas, condenados a convivir

Ángel Paniagua

137.000 pacientes asisten con asombro al preconcurso de acreedores del único hospital no público de la red de la Xunta

El mayor hospital privado de Galicia navega en la inestabilidad. El 28 de septiembre se declaró en preconcurso de acreedores y echó toda la culpa de su agujero financiero al Sergas.  

¿Por qué Povisa es diferente de los demás hospitales privados gallegos?

Por dos cosas: su tamaño y su relación con el Sergas. Según datos del Ministerio de Sanidad, Povisa es el tercer hospital privado con más camas de España. Es el único centro sanitario privado gallego que funciona como hospital de referencia para una parte de la población. Está incrustado en la sanidad pública desde los tiempos del Insalud. Su primer concierto con el Sergas para atender un área de referencia es de 1993. Actualmente tiene a su cargo 137.000 pacientes -el tope es de 139.000-. Además, tiene actividad privada, con seguros y particulares, y su plantilla de 1.400 trabajadores es la segunda de Vigo.  

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Sergas cierra uno de sus frentes al llegar a un acuerdo exprés con Povisa