El Puerto de Leixões impulsa el primer «data center» público de Portugal

La apuesta tecnológica de la institución tiene como objetivo la automatización de los procesos industriales y ahorrar costes y tiempo a los operadores privados

M.Moralejo (fotos y vídeos)
Oporto / La Voz

Dentro del ambicioso plan de expansión que está impulsando la Administración de Puertos de Douro, Leixões y Viana do Castelo (APDL), con la ampliación de muelles, una nueva terminal de contendedores y puertos secos en el interior, no hay que pasar por alto las notables inversiones que realiza el organismo para modernizarse tecnológicamente y crecer en sintonía con la transición energética.

«Queremos ser un puerto vanguardista». El presidente del Puerto de Leixões, Nuno Araújo, prepara la creación del primer data center público de Portugal, que espera tener operativo a finales del 2022. Será un centro de datos de categoría tier III (no precisa paradas de servicio para reemplazo de equipos o mantenimiento) y que permitirá almacenar y procesar toda la información relativa a la actividad portuaria. Solo las compañías Portugal Telecom (PT) y Redes Energéticas Nacionais (REN) cuentan con un servicio de estas características.

El primer objetivo es servir a la propia institución para tomar decisiones, pero aspira a ser un instrumento que sirva a todos los clientes privados que forman parte de su cadena logística. Araújo pone el ejemplo de un operador de la grúa del puente móvil que pasará a ser prescindible cuando las máquinas hagan el proceso de forma automática. También, explica que ha comprado un camión eléctrico para demostrar a las compañías privadas que operan en los muelles que es posible hacer movimientos pendulares trasladando mercancías de una terminal a otra.

«Tecnologizar, para nosotros, significa descarbonizar», dice el presidente de la APDL. Forman parte de Bluetech Accelerator, un programa del Ministerio de Mar de Portugal que busca reducir el impacto medioambiental de actividades portuarias. Leixões, que recibe una media de 1.800 vehículos pesados al día, dejará de operar con camiones Euro 1 en dos años y del tipo Euro 3 y 4 en tres años. A partir de 2025, la terminal lusa solo aceptará la entrada de vehículos Euro 5, que emiten menos óxido nitroso. «Vamos a lograr los objetivos de transición energética», asegura Araújo.

Un centro de simulación en el que Lisboa o Barcelona aprenden a maniobrar

 

Dentro de su proceso de modernización, el Puerto de Leixões se ha dotado de un centro de simulación marítima y terrestre. Ha supuesto una inversión de un millón y medio de euros y se trata de un servicio que, mediante tecnologías avanzadas y representaciones en 3D a escala real, instruirá a capitanes y tripulaciones sobre maniobras, generales y tácticas, y tareas de los operadores en tierra, como señaleros o encargados del amarre de los buques.

Ubicado en el centro de formación del propio puerto, en Matosinhos, en estos momentos aún están en la fase de familiarizar a los futuros instructores con los diferentes equipos informáticos. Cuentan con una amplia biblioteca de demos, más allá del área de influencia de la propia autoridad portuaria.

«Con una inversión de estas características, nos hacen falta clientes», advierte Teresa Choupina, responsable del centro de formación. Se refiere a la necesidad de lograr acuerdos con otros puertos para que desvíen hasta Leixões a sus propios trabajadores y a sus clientes hasta las salas de simulación, de las más avanzadas en toda Europa, y estrechar relaciones comerciales. En caso de convencerlos, el núcleo de simulación preparará los escenarios virtuales de esos puertos. Por ahora, ya cuentan con simulaciones del puerto de Barcelona, Cabo Verde y Lisboa. Negocian la incorporación de más. Entre sus recreaciones marítimas, también está un portaviones francés y la tripulación de la marina portuguesa.

Maersk y Evergreen, por su parte, colaboran en los escenarios de realidad virtual en los que se instruye a conductores de grúas en procesos de carga y descarga de los contenedores.

Más competencia para Vigo: Leixões inicia la extensión de sus muelles

c. punzón

Va a por los grandes buques con el alargamiento en 300 metros de su dique

Todo está a punto en el puerto de Oporto para dar comienzo a la obra con la que Leixões prevé captar buques de carga de mayor dimensión que los que puede recibir en la actualidad. El principal puerto del norte de Portugal prolongará en 300 metros el muelle que abriga sus instalaciones y que permanece inalterable desde que se construyó en 1940.

La Autoridad Portuaria del Douro e Leixões ideó la que será su mayor línea de atraque al constatar que la dimensión media de los navíos que se interesan por cargar y descargar en las instalaciones marítimas cercanas a Oporto ha aumentado un 77 % entre el 2006 y el 2018. El puerto luso pretende así captar la nueva generación de megacargueros intensificando la competencia en la fachada atlántica con el puerto de Vigo y los del resto de Galicia y España. Leixões asegura que con la prolongación del muelle y el dragado del área de maniobra de los barcos en la boca portuaria, el 70 % de los navíos del mundo podrán operar en su instalaciones. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Puerto de Leixões impulsa el primer «data center» público de Portugal