Muere Álex Lequio de cáncer a los 27 años

El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio llevaba más de dos años en tratamiento

Europa PRess

Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio ha muerto este miércoles a los 27 años víctima de un cáncer, según avanza la revista ¡Hola!. El joven, que nunca perdió el optimismo en los dos años que llevaba luchando contra la enfermedad, fue diagnosticado en marzo del 2018 de la que comenzó recibiendo tratamiento en Nueva York aunque nunca se dieron detalles del tipo de tumor que tenía. Ayer en Sálvame aseguraban que se trataba de un sarcoma de Ewing, aunque ni el propio Álex ni su familia lo confirmaron.

El joven llevaba más de un mes ingresado en una clínica de Barcelona donde estaba recibiendo un nuevo tratamiento acompañado de sus padres en todo momento. «El nivel de relación, la cercanía que tenemos mi madre y yo, y yo y mi padre y los tres juntos es tan fuerte que somos los mejores amigos», aseguraba en una entrevista hace un tiempo sobre sus progenitores.

El joven siguió al frente de la empresa de márketing digital que había creado, a pesar del tratamiento. «Yo no voy a cambiar de camino, voy a seguir mi camino, pero voy a tener que esforzarme un poco más o andar con un poco más de esfuerzo para poder seguir a la misma velocidad», comentó en ¡Hola!.

En sus redes sociales se definía como: Emprendedor, inconformista, en muchos frentes #agradecido. La atención hacia su hijo ha sido la prioridad de la presentadora, que tenía previsto volver al teatro con la función Falso Directo, junto a Antoni Ferreño. Un estreno que pospuso «hasta que ella lo decida. La esperamos con los brazos abiertos. Lo primero es lo primero», escribió el actor en sus redes sociales. En este tiempo Obregón solo ha participado en MasterChef Celebrity.

Ana Obregón ha manifestado en más de una ocasión que el trabajo y la familia eran sus ejes, y que durante este tiempo de preocupación por la salud de su hijo, este le había dado «una lección de vida y me ha enseñado que es un honor ser su madre».

Recaída en diciembre

El pasado mes de diciembre Álex Lequio se vio obligado a cancelar un acto solidario organizado por una marca española de zapatillas en colaboración con la Fundación Caíco. «Lamentamos comunicarte que por motivos de salud, Alex Lequio Jr. no podrá asistir al photocall del evento solidario organizado por Morrison a favor de la Fundación Caíco», confirmaban desde la marca, según un comunicado recogido por Europa Press.

El propio Álex explicaba en aquel momento a través de una historia en su cuenta de Instagram con un mensaje en el que solo hablaba del acto que tenía previsto, pero no de su salud: «Parte de la venta del diseño de las zapatillas se donará a la Fundación Caíco. El ganador es un luchador increíble que podrá asistir al evento. Yo no podré. Ruego máxima difusión de las causas que importan», sentenciaba.

Hace casi dos años desde que Álex Lequio fue diagnosticado de un cáncer que lo obligó a pasar más de seis meses en tratamiento en Estados Unidos. La de diciembre no era la primera vez que tenía que ausentarse con motivo de una complicación en su estado de salud. Lo mismo le ocurrió en septiembre cuando sufrió una recaída en su recuperación. El propio joven explicó entonces a la revista ¡Hola! que en una revisión rutinaria, a las que él bautizaba en broma como «itv», había surgido un contratiempo y que tendría que seguir luchando contra el cáncer.

Tanto su madre como su padre Alessandro Lequio han estado a su lado acompañándolo, como ya ocurrió en marzo del 2018, cuando la familia se desplazó a un prestigioso hospital en Nueva York para que recibiese tratamiento. 

Luchando contra el cáncer desde el 2018

La noticia de su enfermedad se conocía cuando la revista Diez Minutos publicaba unas fotografías de Álex Lequio, junto a su novia de entonces, su madre y su padre entrando en un hospital de Nueva York especializado en el tratamiento de cáncer, el Memorial Sloan Kettering Cancer Center. Durante meses, lo que le sucedía a Álex Lequio estuvo rodeado de un gran secretismo. «No voy a hablar. Lo estamos llevando todo en silencio», declaraba en aquel momento el joven a El Español

Su hermano mayor, Clemente Lequio, publicó una emocionada despedida con varias imagénes junto a Álex. «Algún día nos volveremos a ver y podremos disfrutar de todo el tiempo perdido y mal gastado», en referenica a los años de su infancia en los que no tuvieron relación apenas. 

Fue en un acto en el que en un principio se habló de que Álex Lequio podría asistir, ya que lo organizaba su empresa, cuando su padre, Alessandro Lequiopuso nombre a la enfermedad que sufría y explicaba además los motivos por los que habían tomado la decisión de que se tratase de la enfermedad en Estados Unidos. «Por su edad, hemos preferido que esté en las mejores manos y las mejores manos encima son las de un español, Josep Baselga. Y es algo que debería llenarnos a todos de orgullo», aseguraba. «El cáncer es un tratamiento largo y penoso en el que no hay novedades ni evolución hasta que todo termina. Es una enfermedad larga y dura», terminaba. 

Se terminaban así meses de total hermetismo entorno a la salud del joven, que en octubre del 2018 reaparecía en público muy animado y optimista. «Muchas gracias por venir. Estoy muy agradecido por todo el apoyo. Y nada... ánimo a todos los luchadores. Gracias de corazón», aseguraba. «No hay que dramatizar», declaraba en una entrevista en la revista ¡Hola! hace unos meses. «El cáncer no es sinónimo de fatalismo y muerte, sino al revés: es sinónimo de vida», añadía. Incluso bromeaba con su cambio físico: «A mí, mirarme al espejo y parecer un reptil me hace gracia. Pero entiendo que haya gente que igual ese cambio físico le pueda impactar». 

También su madre, Ana Obregón, que lo dejó todo para acompañar a su hijo en tan duro momento, habló abiertamente de cómo afrontan la enfermedad. «Cuando el médico me dice "su hijo tiene un tumor", es como si se hubiera bajado de repente el telón de mi vida», explicaba en ¡Hola!. «Me pasé toda la noche llorando sentada al lado de mi hijo dormido», aseguraba. Y tres días después se confirmaba el fatal diagnóstico: «Era maligno y, además, de un tipo del que había muy pocos casos en el mundo. Desde ese momento supe que yo ya no podía desmoronarme». La bióloga y presentadora fue muy clara en cómo habían afrontado la enfermedad: «Mi hijo llegó a preguntarme si se iba a morir», confesaba en Volverte a ver, el programa que presenta Carlos Sobera en Telecinco

Alex Lequio compartió hace un mes su última publicación en redes sociales. Se trata de una foto de cuando era pequeño junto a su prima Celia G. Vega-Penichet. «On and on, through eternity, we will shine together #fight #fight #fight», escribía junto a la imagen de los dos. 

Ana Obregón, destrozada tras la muerte de su hijo Álex Lequio: «Se apagó mi vida»

Martín Bastos

La actriz y presentadora no se separó del lado de su único hijo durante los últimos dos años. Alessandro Lequio también le ha dedicado unas emotivas palabras

Ana Obregón se encuentra completamente destrozada tras la muerte de su hijo Alex Lequio con tan solo 27 años. Tras más de dos años luchando contra el cáncer, finalmente el joven fallecía ayer miércoles en el hospital Quirón de Barcelona, a donde se había trasladado el pasado mes de marzo antes de que se decretase el estado de alarma para recibir un nuevo tratamiento. En febrero el joven recibía el alta tras pasar varios días ingresado. En ese momento Ana Obregón aclaraba que «solo ha sido una gastroenteritis, que además se la he contagiado yo. Está todo bien». «Todo está genial. Seguimos con su tratamiento, pero todo está controlado», añadía, aclarando además que sus idas y venidas del hospital coincidían con el ingreso de su madre, también hospitalizada por la misma razón.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Muere Álex Lequio de cáncer a los 27 años