Hasta un mes de retraso para recibir en casa la compra «online»

Los supermercados están desbordados a causa del COVID-19, pero algunas cadenas mantienen el reparto a domicilio con ciertas facilidades y limitaciones


Redacción / La Voz

Víspera de Jueves y Viernes Santo. Cualquier otro año, la actividad se dispararía en los supermercados. Y en esta ocasión, en pleno estado de alarma por el COVID-19, el volumen de trabajo no es menor. A pesar de que en los últimos días varias cadenas han reiterado sus mensajes para que los clientes no hagan un acopio desmesurado y planifiquen sus compras para evitar la avalancha llegados a este día, han sido muchos los que han esperado hasta hoy. ¿El resultado? Colas más largas de lo habitual a la entrada de gran parte de las tiendas de alimentación y cierto nerviosismo entre los pasillos para hacerse con los artículos deseados.

Sin embargo, existe la alternativa de la compra online para evitar meterse en el supermercado en un día como el de hoy. Aunque la demanda de pedidos a domicilio es, desde que empezó el confinamiento, mayor de lo habitual y algunas empresas optaron por suprimir el servicio de reparto, muchas otras lo mantienen. Lo hacen, eso sí, con ciertas facilidades y limitaciones dependiendo de cada caso. El mayor contratiempo es el retraso de la entrega, que puede ser de hasta un mes

Lo primero es saber qué supermercados mantienen el servicio online y con qué restricciones. Mercadona y Lidl no llevan en Galicia alimentos a casa. En el primer caso, la cadena de Juan Roig informa que «ante la imposibilidad de dar un buen servicio, temporalmente no vamos a realizar en la zona reparto ni entregas a domicilio». Únicamente es posible en Valencia y Barcelona.. Las tiendas de Lidl ya no contaban hasta ahora con distribución puerta por puerta, y desde su web solo permite adquirir artículos de bazar, por lo que los productos frescos solo están disponibles acudiendo físicamente a los establecimientos.

Los que siguen operativos

Entre las cadenas que siguen operativas, están las que solo mantienen el reparto para las personas de edad avanzada (70 años o más), personas con discapacidad o mujeres embarazadas. Entre ellas, Carrefour, que decidió «por alta demanda, dedicar nuestro canal de venta online a las personas que más lo necesitan en este momento». Galuresa, por su parte, ha creado GaluresaEnCasa.Com, para uso exclusivo de los mayores que están solos y no pueden salir de su casa. Es, destacan, una iniciativa social y hacen un llamamiento a la responsabilidad: «Nuestros recursos, como empresa pequeña, son limitados. No satures el sistema y déjanos llegar a quien realmente lo necesita».

Sin restricción de edad, Gadis mantiene el pulso al nuevo coronavirus para el 100 % de los clientes. Advierte, no obstante, que «ante la excepcional situación en la que nos encontramos en estos momentos, se están viendo afectados el cumplimiento de las franjas horarias de reparto y composición de los pedidos, tanto del servicio online como en el reparto a domicilio». La situación cambia mucho en función de la tienda más próxima que proveerá al comprador y la demanda que esta tenga.

De este modo, un vecino de la céntrica Ronda de Outeiro, en A Coruña, tendría la opción de hacer su pedido online y recogerlo en el Gadis de Nuestra Señora de la Luz en nueve días, el viernes 17, pero si pide que se lo lleven a casa no le llegaría hasta el 4 de abril. Sin embargo, si el comprador es de Melide, la tienda de la avenida de Lalín estaría en disposición en este momento de tener el encargo listo este mismo sábado y hasta de hacérselo llegar a su hogar. 

La web de Froiz señala que priorizarán la preparación y entrega de pedidos «a aquellos colectivos que más lo necesitan». Y solo permite le pago electrónico con Paypal o tarjeta, entre otras medidas que han tomado para extremar la seguridad en la entrega. El mismo vecino de la Ronda de Outeiro que quisiese hacer la compra con Froiz se encontraría hoy con que no hay una sola franja de reparto disponible en la próxima semana, por lo que no tendría más opción que esperarse unos días hasta que se desature el servicio.

Los supermercados Día, solo permiten la compra online en la zona de Vigo, Mos, Redondela y O Poriño a nivel gallego. En el centro vigués, los clientes se encontrarían en la misma situación que el anterior: no hay franjas disponibles de reparto en la próxima semana ni disponibilidad en este momento para hacer un pedido. Eso sí, frente a la alta demanda, Día se ha aliado con Glovo! para que sus repartidores lleven «una amplia gama de productos» a casa.

Eroski es también sensible a la situación que atraviesan muchas personas mayores en este momento y entrega de forma gratuita a clientes de más de 65 años, pero no incluye las compras online. Volviendo al caso del vecino de la Ronda de Outeiro, esta mañana tendría la opción de recibir su pedido virtual en 9 días, el viernes 17, aunque solo había una franja disponible para reparto ese día y hasta el martes 21 estaban el resto completas.

En la web de Alcampo solo es posible hacer pedidos de alimentación en aquellas tiendas que están en disposición de entregarlas en los 7 días siguientes. Esta mañana, los encargos desde A Coruña tenían la opción de recogerse a partir del martes 14; el mismo día para el envío y taquillas de Santiago; así como para envío y recogida desde los centros vigueses de Coia y Avenida de Madrid. Y, en Vilagarcía, la espera se reduce al este sábado tanto para el envío de compras como la entrega en taquillas.

Por último, Hipercor, con tiendas en Santiago y Arteixo (en el centro comercial de Marineda City), mantiene la entrega a domicilio. En el centro de A Coruña, los pedidos hechos esta mañana se entregaban entre el lunes y el miércoles. Y en Santiago, a partir de una semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Hasta un mes de retraso para recibir en casa la compra «online»